Macarons de la Reina de Corazones, corazón de granada y chocolate blanco

Eva 2 Noviembre, 2012

¿Quién no ha querido vivir la magia de un cuento? Donde todo es posible, nuestra imaginación está en su mayor plenitud y tenemos a nuestro alcance todo aquello que hemos deseado en alguna ocasión.
Este es el caso de nuestra querida Alicia, que llega a su mundo de maravillas y vive todo aquello que una niña puede desear…o no, ya que también podemos encontrarnos con nuestros temores.
El autor de esta magnífica obra, es Charles Lutwidge Dodgson matemático y escritor más conocido como Lewis Carroll.
La obra creada en 1865 y de la cual solo se conservan 23 copias de la primera edición, es un sátira a sus amigos, la educación inglesa y la política de la época. Cuenta con una segunda parte menos conocida, “Alicia a través del espejo”. En el cine encontramos una mezcla de ambos libros.
La história está creada sobre juegos de lógica en la que vislumbramos pequeños toques de locura, lo que ha ocasionado una expansión de su popularidad en una amplia variedad de ambientes.
Encontramos diferentes personajes, entre ellos la Reina de Corazones, una monarca caprichosa, dotada de muy mal genio y una rápida decisión a sentenciar por decapitación a quien osará ofenderla. Acompañada del rey, una figura pequeña y tímida, sumiso a sus rudas decisiones.
Alicia se enfrenta a ella en un duelo de preguntas y acertijos mientras comparten una partida de croquet, que bien pensado hubiera sido mucho mejor debatirse entre estos deliciosos macarons…
Corazón de dulce mermelada de granada rodeado de un exquisito ganache de chocolate blanco, ¿quién se puede resistir?…¿Tú?…
¡Coooortenle la cabeza!

Ingredientes para el ganache de chocolate blanco para 16-18 macarons:

Elaboración:

En esta variante realizaremos conchas de 2 colores, rojas y negras, y utilizaremos pintura dorada comestible para decorarlos. La receta de los macarons aquí.

En un cazo disponemos la crème fraîche y a fuego medio, cuando empiece a tomar calor incorporamos el chocolate blanco y dejamos fundir removiendo de vez en cuando. Una vez esten totalmente fundidos y unificados ambos ingredientes, pasamos a un bol e introducimos en el frigorífico durante 1 hora.

Pasamos a rellenar nuestros macarons.

Realizaremos la unión con una concha roja y otra negra. Decoramos la concha negra con unos corazones o coronas, con pintura dorada comestible. Reservamos.

Introducimos el ganache de chocolate blanco en una manga pastelera. Disponemos un poco de mermelada de granada, recientemente os deje como realizar esta deliciosa variedad, en el centro de la concha y rodeamos con el ganache de chocolate. Cubrimos con otra concha, repetimos la operación con el resto de los macarons.

Y de esta manera podremos disfrutar de unos macarons salidos de un cuento… Porque los cuentos nos permiten soñar y en ellos hemos creado la ambición de cualquier paladar.

Mrs Hudson.

 

relacionadas.

Comentarios