Macarons de chocolate con ganache a la menta

Eva 11 Octubre, 2012

Ya estamos en víspera de puente, unos días para descansar o disfrutar. Nosotros vamos a pasar unos días a Bilbao, disfrutaremos de su ciudad y sobretodo de su gastronomía, deseando estoy de llegar y comer sus pinchos! Por lo que no estaremos de vuelta hasta el domingo noche…para desearos un feliz puente os hemos preparado estos riquísimos macarons.
Aún no habíamos probado con el chocolate…y menos mal que nos hemos decidido!
Solo me queda deciros que disfrutéis todo lo que podáis y si tenéis un hueco probarlos, que os aseguramos os van a encantar. Hasta la vuelta!

Saludos,
Mr & Mrs Hudson.

Ultimamente andamos liados con muchas recetas de macarons, probando continuamente texturas, temperaturas… vamos que no paramos de hacer pruebas para la elaboración del tutorial que tenemos entre manos y así poder asegurar que sea lo más viable posible, ya que nos basamos en una prueba tras otra. Por el momento os dejamos otra receta más por si os animáis con ellos. Recordaros que la receta de las conchas de macarons la tenéis aquí.

A continuación os dejamos como elaborar el ganache de chocolate blanco a la menta.

Ingredientes para el ganache para 16-18 macarons:

  • 120 gr de crème fraîche
  • 200 gr de chocolate blanco
  • 3-4 gotas de extracto de menta
  • colorante en pasta verde

 

Elaboración:

Disponemos un cazo con la crème fraîche y ponemos a fuego bajo hasta que tenga un ligero hervor. Añadimos el chocolate blanco troceado y removemos hasta fundir por completo.

Incorporamos las gotas de menta y el colorante,  volvemos a mezclar hasta unificar el color.

Pasamos a un bol y dejamos templar antes de introducir en el frigorífico durante 1 hora. Una vez transcurrido este tiempo, pasamos el ganache a una manga pastelera y procedemos a rellenar las conchas de macarons.

Recordad los consejos para su mantenimiento:

Lo ideal para que madure su sabor es una vez terminados introducirlos en la nevera durante 36 horas, después podéis guardarlos en una cajita hermética.

Si queréis que duren más tiempo podéis mantenerlos en la nevera hasta un par de semanas. Eso si, no olvidéis sacarlos 2 horas antes de servirlos, aunque en verano debido al calor con 1 hora será más que suficiente.

 

relacionadas.

Comentarios