Jaffa and Pink Lamingtons

Eva 10 Enero, 2013

Buenos días! Hoy puedo decir que…por fin los he hecho!
Llevaba meses detrás de estos pasteles y siempre por un motivo u otro no terminaba de hacerlos.
Hasta que ayer me dije -de hoy no pasa- y así ha sido.
Son un poco laboriosos a la hora de elaborar la cobertura que decora, pero el resto no tiene más misterio que un delicioso bizcocho.
Se trata de un postre de origen australiano, se conocen diversas variedades aunque el más tradicional está elaborado con cobertura de chocolate y una fina capa de coco rallado.
Hoy en día se encuentran otras variedades como la frambuesa, el limón y todo lo que depare la imaginación.
Hay varios relatos acerca de la creación del lamington, la mayoría de ellos están en consonancia con Lord Lamington, quien fue Gobernador de Queensland desde 1896 hasta 1901.
Se dice que los lamingtons se sirvieron por primera vez en Toowoomba cuando Lord Lamington tomó su séquito a la Casa Harlaxton para escapar del calor tórrido de Brisbane.
Otro relato cuenta que el chef de origen francés Gallad Armand de la casa Lamingtons, fue llamado, sin apenas tiempo de antelación, para proporcionar un tentempié a los inesperados invitados durante el período de intensa actividad que se produjo en la Federación de 1901. Se vio obligado a improvisar, cortó un poco de sobrante de bizcocho de vainilla horneado el día anterior, los cubrió con chocolate y espolvoreó con coco. Se dice que fue un éxito.
La mención más antigua identificada de la receta lamington fue publicada en enero de 1902, cuyo nombre del autor no fue revelado.  
A partir de entonces la primera referencia a la denominación de este postre es en octubre de 1933, en el que se atribuye a Lord Lamington quien irónicamente se creía que odiaba estos pasteles para postre los cuales habían sido nombrados en su honor, refiriéndose a ellos como “those bloody poofy woolly biscuits”.
Que más puedo decir…solo que son unos pasteles deliciosos. Si les hubieran puesto mi nombre como mención de honor me hubiera referido a ellos como “esos increíbles, jugosos, sabrosos y exóticos bizcochos”.

Saludos,
Mrs Hudson.

ingredientes para 15-16 Lamingtons:

ingredientes para el bizcocho:

  • 210 gr de harina para repostería
  • 225 gr de azúcar moreno (si queréis que el bizcocho quede más blanco utilizar azúcar normal)
  • 25 gr de Maicena
  • 5 gr de levadura (1 tsp)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (1 tsp)
  • 225 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 4 huevos grandes
  • 3 cucharadas de leche semidesnatada (3 Tbsp)

ingredientes para los pink lamingtons:

  • 1 sobre de gelatina de fresa
  • 125 ml de agua hirviendo
  • 125 ml de agua fria
  • una pizca de colorante en pasta rojo
  • 100 gr de coco rallado

Relleno:

ingredientes para los jaffa lamingtons:

  • 1 sobre de gelatina de naranja
  • 125 ml de agua hirviendo
  • 125 ml de agua fria
  • 1 cucharada de cacao en polvo tipo Valor (1 Tbsp)
  • 100 gr de coco rallado

Relleno:

  • Mermelada de naranja y chocolate

elaboración:

Comenzamos preparando el bizcocho.

Precalentamos el horno a 180º C con ambas placas. Forramos una bandeja o molde de 25×35 cm aproximadamente para el bizcocho con papel de horno previamente engrasado con mantequilla, reservamos.

Tamizamos la harina junto la maicena y la levadura. En un bol o en la Kitchen Aid incorporamos la mantequilla, que de be estar a temperatura ambiente,a cuadraditos junto con el azúcar moreno. Mezclamos a velocidad media durante 1 minuto.

Incorporamos los huevos junto con los ingredientes secos y la vainilla y mezclamos brevemente, lo suficiente para que se incorporen los ingredientes.

No debemos tenerlo demasiado tiempo mezclando ya que el bizcocho adquiriría una textura más pesada.

Vertimos el relleno en el molde y alisamos la superficie con una espátula.


Introducimos en el horno en la ranura central durante 40-45 minutos aproximadamente. El bizcocho tomará un color dorado.

Antes de sacarlo comprobamos pinchando con un palillo en el centro del bizcocho que este sale limpio.

Sacamos y dejamos reposar 10 minutos en el molde. Transcurrido ese tiempo, traspasamos a una rejilla y dejamos enfriar completamente.

Una vez frio, envolvemos con film de cocina y dejamos a temperatura ambiente durante 24 horas.

Ahora podemos preparar las mermeladas, ya que tenemos tiempo por delante y lo más laborioso sería el preparar la fruta. Aunque si preferimos tomarlos sin relleno también estarán deliciosos.

Transcurrido el tiempo de reposo comenzamos a cortar el bizcocho y preparar la decoración.

Preparamos las gelatinas.

Gelatina de fresa:

Hervimos 125 ml de agua y disolvemos la gelatina de fresa, añadimos el agua fria y volvemos a mezclar. Añadimos una pizca de colorante rojo para darle más color y mezclamos muy bien hasta disolverlo completamente.

Introducimos en el frigorífico durante 30 minutos para que tome algo de cuerpo.

Gelatina de naranja:

Hervimos 125 ml de agua y disolvemos la gelatina de naranja, añadimos el agua fria y volvemos a mezclar. Añadimos la cucharada de cacao en polvo y mezclamos muy bien hasta disolverlo completamente.

Introducimos en el frigorífico durante 30 minutos para que tome algo de cuerpo.

Preparamos el bizcocho.

Cortamos el bizcocho con un cuchillo afilado en cuadrados de unos 5 cm, saldrán 15-16 unidades. Una vez listos cortamos cada cuadrado longitudinalmente para proceder a rellenarlos.

Rellenamos una mitad con mermelada de fresa y chocolate blanco y la otra con mermelada de naranja y chocolate. Tapamos con su mitad correspondiente.

Preparamos un plato con el coco rallado.

Iremos añadiendo a pequeñas cantidades ya que se puede teñir y para los siguientes bizcochos que rebocemos no quedaría tan blanco.

Una vez transcurridos los 30 minutos sacamos la gelatina del frio. Sumergimos un lamington para que se empape bien y sacamos. Escurrimos el exceso y rebozamos con ayuda de 2 tenedores en el coco rallado cubriéndolos completamente.

La gelatina rosa para los lamingtons rellenos de mermelada de fresa y chocolate y la gelatina de naranja y cacao para los lamingtons rellenos de mermelada de naranja y chocolate.

Colocamos sobre una rejilla y repetimos la operación con el resto. Dejamos secar bien antes de consumir.

Un bocado realmente exquisito, buen provecho!!

relacionadas.

Comentarios