Ispanaklı Kek – Musgo de los bosques

Ispanaklı Kek – Musgo de los bosques

Eva 26 Marzo, 2015

La receta de hoy es un tanto particular y quizás al ver su ingrediente principal os pueda generar un … “¿esto, en un dulce?”. Sí, y es una maravilla.
Se trata de un bizcocho con un color verde intenso, muy vivo y atractivo, de textura extremadamente jugosa, suave y con un sabor sorprendente que no abusa del dulce.

Hoy elaboraremos Ispanaklı Kek o pastel dulce de espinacas, “Musgo de los bosques” (me encantó este nombre).

Este dulce es originario de Turquía y es considerado un pastel muy saludable que suele servirse acompañado de té turco. Es cierto que la primera impresión que se tiene de él es que no puede tener buen sabor, espinacas y dulce parece que no pueden hacer buenas migas, pero las hacen.

Sus ingredientes son muy básicos, accesibles y económicos de los que podemos disponer fácilmente en cualquier momento. Su elaboración es bastante sencilla, el punto más “laborioso” podría ser el de montar los huevos enteros para obtener una textura suave, voluminosa y esponjosa. El resto es verdaderamente fácil.

El resultado tiene un sabor peculiar y se aprecia perfectamente cual es el ingrediente principal, las espinacas. Pero resulta muy agradable la combinación delicadamente dulce junto con el relleno de crema de queso, es un bocado muy jugoso, suave y sorprendente.

Su relleno original constaba de nata montada y crema de queso pero decidí omitir la nata. Este ingrediente haría un poco más pesado el pastel además de acortar su vida útil. Pensé que una mezcla de dos tipos de queso iría muy bien con las espinacas.

Además no debemos olvidar que puede ser una buena opción para los pequeños de la casa, es una verdura que cuesta un poco que la quieran comer y de este modo es mucho más atractiva. En un formato como es un bizcocho, decorada con frutas riquísimas como las fresas y frambuesas, pero que además podemos presentarla de manera muy original – A este bizcocho se le llama”musgo mágico de los bosques” … y todo aquello que nosotros queramos añadir (siempre me ha gustado mucho contar historias fantásticas a mi enano, que ya no es tan pequeño…)- , igual no dejan en el plato ni las migas 😉

Espero que os animéis a probar esta variedad diferente de bizcocho y, por supuesto, ¡me contéis vuestra experiencia!

Saludos,
Mrs Hudson.

Ispanaklı Kek - Musgo de los bosques

La receta la vi en Mojewypieki, un blog polaco estupendo, y adapté ligeramente.

INGREDIENTES PARA UN MOLDE DE 23 CM DE DIÁMETRO:

PARA EL BIZCOCHO:

  • 350 g de espinacas frescas
  • 3 huevos L
  • 190 g de azúcar granulado
  • 240 g de aceite de girasol
  • 280 g de harina floja ecológica Shipton Mill
  • 3 cucharaditas de levadura química tipo Royal (3 Tsp)
  • 2 cucharadas de zumo de limón recién exprimido
  • ralladura de un limón

PARA EL RELLENO:

  • 250 g de crema de queso
  • 100 g de mascarpone
  • 1 ó 2 cucharadas de azúcar granulada

PARA DECORAR:

  • fresas y frambuesas
  • hojas de espinacas baby*

* Aquí hay una pequeña anécdota y es que en las fotos, como podréis apreciar, no son espinacas baby sino… ¡¡canónigos!! Sí, lo sé, nada que ver. Pero a la hora de hacer las fotos no conseguía el efecto que buscaba y tuve que sustituirlas por estos 🙂

ELABORACIÓN: 

Preparamos el bizcocho.

Lavamos bien las espinacas y las troceamos un poco retirando el tallo. Introducimos en un procesador de alimentos y trituramos hasta obtener una textura muy picada. Añadimos el zumo de limón, mezclamos y reservamos tapándolo hasta el momento de utilizarlo.

Precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 165ºC. Preparamos el molde desmontable, engrasamos o pulverizamos con spray desmoldante y forramos con papel de horno. Reservamos.

Tamizamos la harina, reservamos.

En el bol de la Kitchen Aid añadimos los huevos junto con el azúcar y batimos con las varillas hasta que doblen de tamaño o incluso un poco más, debemos obtener una textura esponjosa. Una vez que tenemos los huevos montados comenzamos a incorporar el aceite en un hilo fino y continuo, lo haremos a la vez que seguimos batiendo la mezcla de huevos a la velocidad más baja.

Añadimos la espinaca troceada junto con la ralladura de limón, mezclamos de nuevo a velocidad baja hasta homogeneizar.

Incorporamos la harina poco a poco y mezclamos manualmente con ayuda de una espátula hasta integrar por completo. Tened cuidado de que no queden pequeñas burbujas de harina.

Vertemos la mezcla en el molde y horneamos durante 50-55 minutos o hasta que pinchando con un palillo en el centro del bizcocho este salga limpio.

Sacamos y dejamos enfriar casi por completo en el molde. Desmoldamos y pasamos a una rejilla para dejar que termine de enfriar.

[mks_highlight color=”#fbc5c5″]Si no vamos a rellenarlo ese mismo día una vez que esté completamente frío, envolvemos bien con film y guardamos en el frigorífico[/mks_highlight]

Preparamos el relleno.

En un bol mediano añadimos la crema de queso junto con el mascarpone y azúcar, batimos con unas varillas para suavizar e integrar. Reservamos.

Con ayuda de una lira cortamos el bizcocho longitudinalmente por la mitad. Rellenamos el interior con la crema ayudándonos de una espátula y cubrimos con la mitad del bizcocho.

Decoramos con fresas, frambuesas y unas hojas de espinacas baby.

¡Buen provecho!

CONSERVACIÓN: Debemos guardarlo en el frigorífico cubierto con film para evitar que se reseque, aguantará en buen estado de 4-5 días.

Ispanaklı Kek - Musgo de los bosques
spanaklı Kek - Musgo de los bosques
Ispanaklı Kek - Musgo de los bosques
spanaklı Kek - Musgo de los bosques
Ispanaklı Kek - Musgo de los bosques
Ispanaklı Kek - Musgo de los bosques
Ispanaklı Kek - Musgo de los bosques

 

 

relacionadas.

Comentarios