Gua Bao, pan chino al vapor

Gua Bao, pan chino al vapor

Eva 13 julio, 2016

Desde que probé los Gua Bao quedé totalmente prendada de ellos, qué ternura y qué textura tan maravillosa. Además los tendremos listos en poco más de 2 horas, cubriendo una comida y/o cena de manera muy peculiar. Estos panes no pasan por el horno, están elaborados al vapor y podemos encontrarlos denominados de infinidad de formas; Bao, Baozi, pan bao, panecillos chinos al vapor… pero su nombre correcto es “Gua Bao”.

Su nombre proviene de la palabra “koah-pau”, que significa “pan cortado” pero es más habitual encontrarlos por el nombre de “panecillos al vapor” o “bao”, palabra que proviene de  “Miànbāo”, que significa pan o panadería.

Coloquialmente también se le denomina “hoo-kā-ti” “虎咬豬” que significa “tigre muerde cerdo”. Debido a su aspecto que recuerda a una boca y haciendo referencia a su relleno, que sería lo que está devorando (el cerdo).

Gua Bao, pan chino al vapor

Estos panes de origen taiwanés se han convertido en uno de los iconos del “Street Food”. En Taiwán es muy fácil encontrarlos por todas partes, sobre todo, en los mercados nocturnos. Originariamente se elaboran con carne de cerdo braseada, col fermentada, cilantro, cacahuetes y alguna verdura.

Pero hoy en día podemos encontrarlos con infinidad de rellenos de lo más variopinto. Hace poco probé unos con unas gambas en tempura y verduras que estaba… espectacular, me gustó mucho. Al ser la primera vez que muestro cómo hacerlos, quería traer la receta tradicional ligeramente variada por algunos ingredientes. Al final siempre se adapta alguna cosilla…

No deja de ser un bocadillo, muy peculiar, que podemos acompañar con todo aquello que se nos pase por la cabeza. Eso sí, nunca está demás conocer cuál es el origen de cada receta y de donde parte.

La receta de los Gua Bao es una adaptación de varias recetas que he visto por internet. En algunas utilizan impulsor químico, decidí omitirlo, ajusté la cantidad de levadura a lo que consideré razonable y la cantidad de ingredientes líquidos respecto a la harina utilizada.

La receta de la carne la he adaptado de Verde Matcha, al igual que la salsa que acompaña. Me gustó mucho la combinación de especias, salsas y el tipo de carne utilizado. Encontraréis otras recetas elaboradas con panceta, papada… aquí solo queda nuestro gusto personal y que sea un tipo de carne que nos agrade.

En casa están fascinados con estos panes al vapor, la verdad que es una maravilla poder comer unos “bocadillos” de este tipo elaborados por nosotros mismos. Además en verano se agradecen mucho porque no hace falta que encendamos el horno, con 10 minutos de vapor los tendremos listos, y ¡sin apenas amasar! Vamos, que lo tiene todo.

Gua Bao, pan chino al vapor

Lo que más ha gustado, sobre todo al enano, es el resultado tan suave, tierno y esponjoso que tienen. Su sabor es bastante neutro, ligeramente dulzón quizás, haciendo que sean perfectos para combinarlos con cualquier tipo de relleno.

El hecho de poder rellenarlos, recién sacados de la vaporera, y disfrutarlos casi al instante ha sido otro punto a favor. Quizás ha sido el proceso de elaboración lo que tanto le ha llamado la atención, vamos, se ha convertido en su “nuevo pan preferido”. Me veo los próximos 2 meses haciéndoselos a diario… XD

Gua Bao, pan chino al vapor

INGREDIENTES PARA 8 UNIDADES DE GUA BAO:

PARA EL GUA BAO, PAN CHINO AL VAPOR:

  • 250 g de harina floja, he utilizado harina de repostería Shipton Mill
  • 100 g de leche entera
  • 50 g de agua
  • 15 g de azúcar blanco granulado
  • 2 g de levadura seca de panadero
  • 2 g de sal
  • 6 g de aceite de oliva

PARA EL CERDO ESTOFADO:

  • 500 g de magro de cerdo
  • 1/2 vaso de Mirin
  • 3 cucharadas soperas de soja
  • 1/2 cucharadita de salsa Sriracha
  • 1 cucharadita de pimienta de Sichuan
  • 1 cucharadita de all spices
  • 3 anises estrellados
  • 5 dientes de ajo
  • 1/2 cebolla dulce
  • 25 g de jengibre fresco recién rayado
  • 2 cucharaditas de azúcar moscabado oscuro
  • un buen chorro de aceite de oliva

PARA LA SALSA:

PARA ACOMPAÑAR:

  • Kimchi
  • láminas de pepino fresco
  • cilantro fresco
  • brotes de mostaza
  • brotes de lombarda
  • cacahuetes con miel majados, al gusto

ELABORACIÓN:

Comenzamos preparando la carne de cerdo estofada.
  1. En una cacerola mediana vertemos un buen chorro de aceite de oliva, colocamos a calor medio y dejamos que coja un poco de temperatura. Añadimos el magro de cerdo y sellamos.
  2. Una vez que la carne tenga una tonalidad dorada, incorporamos el Mirin y dejamos a fuego medio hasta que reduzca un poco.
  3. Mientras preparamos el resto de ingredientes. Cortamos la cebolla en gajos, laminamos los dientes de ajo y rallamos el jengibre.
  4. Añadimos estos ingredientes en la cacerola junto con las especias, la soja, la salsa Sriracha y el azúcar moscabado.
  5. Cubrimos la carne con agua y dejamos a calor medio durante unos 50 minutos. La salsa se reducirá y la carne se volverá tierna.
  6. Retiramos del calor y dejamos reposar la carne. Lo ideal es que atempere lo suficiente como para poder manipularla con las manos.
Preparamos los Gua Bao.
  1. En un bol añadimos la harina junto con la leche, el agua*, la levadura, la sal y el azúcar. Mezclamos con ayuda de una espátula hasta integrar medianamente los ingredientes.
  2. Volcamos a una superficie de trabajo limpia y amasamos hasta obtener una masa homogénea y lisa.
  3. Añadimos el aceite y volvemos a trabajar la masa hasta que se absorba por completo.
  4. Introducimos la masa en un recipiente hermético y dejamos reposar alrededor de 1 hora. La masa tomará volumen, casi doblándolo.
  5. Volcamos la masa en una superficie de trabajo ligeramente espolvoreada con harina.
  6. Dividimos la masa en 8 piezas, pesarán 50 g cada una de ellas.
  7. Preformamos, tapamos y dejamos reposar 10 minutos.
  8. Con ayuda de un rodillo estiramos cada pieza dándole forma ovalada (nos recordará a una lengua). Dejaremos que tenga un grosor de 3-4 mm.
  9. Colocamos un cuadradito de papel de horno y plegaremos sobre sí misma. Como si cerrásemos un libro.
  10. Repetimos el proceso con el resto de Gua Bao.
  11. Tapamos y dejamos reposar 15 minutos.
Gua Bao, pan chino al vapor

* Recordad que dependiendo de la harina que utilicemos necesitaremos mayor o menor cantidad de agua. En principio con esta cantidad os irá bien, pero añadidla poco a poco. La masa será ligeramente pegajosa pero fácil de manipular.

Gua Bao, pan chino al vapor
Gua Bao, pan chino al vapor
Gua Bao, pan chino al vapor
Preparamos la vaporera de bambú.
  1. Preparamos una cacerola con un tamaño acorde a nuestra vaporera. Llenamos de agua y colocamos a calor medio, que suelte vapor pero no llegue a una ebullición.
  2. Colocamos papel de horno en ambas bandejas de la vaporera, de este modo evitaremos que los Gua Bao se peguen al bambú durante la cocción.
  3. Introducimos los Gua Bao en la vaporera. Con este tamaño podréis meter 3 unidades en cada bandeja.
  4. Colocamos sobre la cacerola y dejamos al vapor durante 12 minutos (no debemos apagar el calor, este debe estar encendido durante el tiempo de cocción).
  5. Retiramos la vaporera de la cacerola y dejamos reposar los Gua Bao unos 5 minutos dentro de la vaporera.
Gua Bao, pan chino al vapor
Rellenamos los Gua Bao.
  1. Para preparar la salsa mezclaremos todos los ingredientes de esta en un cuenco, reservamos.
  2. En un mortero majamos los cacahuetes con miel, reservamos.
  3. Con una mandolina cortamos láminas de pepino fresco.
  4. Retiramos el papel del interior del Gua Bao, rellenamos con el magro de cerdo desmenuzado, las láminas de pepino, cilantro fresco, brotes de lombarda, kimchi y espolvoreamos con los cacahuetes majados.
  5. Servimos acompañado de la salsa para aderezar al gusto.

A mi me tienen enamoradita estos panes al vapor, en casa nos encantan por lo bien que quedan con todo. Se pueden rellenar de cientos de ingredientes, con lo que más os guste. Sea lo que quiera que añadáis, va  a ser un éxito garantizado.

Animaos con ellos, son muy fáciles de hacer y su resultado es extraordinario. Espero ver los vuestros por las redes o en el correo, podéis etiquetarme para que no me pierda nada de vuestras maravillas! 😉

Saludos,
Eva

DUDAS EXISTENCIALES:

  • ¿Debo utilizar harina floja o de repostería? Sí. Para elaborar estos panes no necesitamos una harina con fuerza, buscamos un resultado esponjoso, tierno y una masa que oponga poca resistencia (o ninguna!)
  • No puedo tomar leche con lactosa ¿Hay alguna variante? Por supuesto que sí, puedes utilizar leche sin lactosa o incluso leche de coco. Seguro que le da un sabor muy bueno.
  • La cantidad de levadura es baja ¿debo añadir más en invierno? No soy partidaria de abusar de la levadura, ya os he comentado en más de una ocasión lo dañino que es consumir este ingrediente en exceso. En esta época las masas levan a toda velocidad, con esa cantidad será más que suficiente. En invierno podéis aumentarla a 3 g y prolongar un poco el tiempo de su primer levado.
  • ¿Puedo usar otro tipo de grasa? Sí. Podéis cambiar el aceite de oliva por girasol o incluso manteca de cerdo.
  • ¿El tiempo de cocción varía según su tamaño? Sí, debemos ajustarlo acorde a su peso. Estas piezas son 50 g y en 10 minutos están listas. Si hacéis baos de 25 g, con 5 minutos tendrán más que suficiente. Y si son mayores, aumentad el tiempo en proporción con su peso.
  • Me han sobrado panes, ¿puedo consumirlos después? Por supuesto, tan solo tendréis que darles un golpe de calor en la vaporera. Con 2-3 minutos podremos consumirlos de nuevo.

Fuentes de información: Wikipedia y Carlos Medina Chef.

Gua Bao, pan chino al vapor

relacionadas.

Comentarios