This post is also available in English

No sé si la mayoría de vosotros sois más de dulce que de salado… Por ejemplo, en mi casa, gusta más el salado que el dulce (menos a mí, que no tengo remedio!) De modo que siempre procuro buscar opciones diferentes para ellos. La última ha sido estos gofres de garbanzo con zanahorias marroquíes y salsa de yogur, nueces y miso blanco.

¡Encantados que andan todos! Les gustó mucho la idea de hacer unos gofres en versión salada y acompañarlo de una guarnición ligera y con mucho sabor. Bueno, al peque no, todo hay que decirlo. El casi que prefiere tomarlos así tal cual con un poco de la salsa de yogur y nueces.

Estos gofres son aptos para celiacos porque solo los elaboraremos con harina de garbanzo. El resultado es un gofre muy esponjoso y aromático, la textura me recuerda bastante a una masa “abizcochada” más que la versión real de los gofres belgas que os dejé en esta receta.

También es cierto que son mucho más sencillos de llevar a cabo puesto que no hay que dejar levar la masa, nos bastará con mezclar los ingredientes justo antes de disponernos a prepararlos. Lo que hace que sean perfecto para una cena que no tengamos muchas ganas de liarnos con “cocineo”, en unos 10 minutos los tendremos listos.

La verdad que para elaborar los gofres de garbanzo miré muchas recetas y al final terminé desarrollando una propia. Pensé en la leche de coco, porque soy adicta total, y me gusta mucho esa cremosidad y suavidad que aporta además de su sabor. Quería darles un poco de aroma fresco y me encontré con una receta de Ottolenghi que llevaba mantequilla de lima. ¡Los ojos me hicieron chirivitas directamente!

Elaborar la mantequilla de lima es muy sencillo

Nos bastará con mezclar los ingredientes, a temperatura ambiente, que os dejo a continuación. ¡Más fácil y rápido no puede ser! Y daremos un toque fresco, cítrico y aromático. Si no os convenciera la idea, podéis usar mantequilla normal en su lugar, pero en ese caso os recomendaría especiar un poco la masa del gofre.

Gofres de garbanzo con zanahorias marroquíes

Tabla redonda de madera de acacia Masterclass de Claudia & Julia.

El acompañamiento para estos gofres de garbanzo puede ser muy amplio. Por mi parte quería algo que aportará mucho sabor, especias, y que combinará bien con el garbanzo. buscando ideas en mis libros me encontré con una receta de Ottolengui (nuevamente, este hombre es lo más!) de unas zanahorias marroquíes que el sirve con yogur natural. Me pareció una idea fabulosa y me quedé con ella.

La salsa de yogur por si sola puede ser muy buena opción. Pero hace días vi una pasta de nueces y miso blanco en otro de mis libros, “The Miso Book“, y la tenía guardada para algún acompañamiento especial. Y este ha sido su destino 😀

La cantidad que os dejo no es demasiada pero es una pasta que debemos reducir con yogur porque por si sola resulta muy salada. Para mi la combinación perfecta son 2 cucharadas de yogur griego + 2 cucharaditas de esta pasta de nueces y miso. Pero en este punto lo ideal es que vayáis probando y rectificando.

Gofres de garbanzo con zanahorias marroquíes

PARA LOS GOFRES DE GARBANZO:

4 unidades

  • 120 g de harina de garbanzo
  • 1 huevo L
  • 150 g de leche de coco (de bote)
  • 40 g de mantequilla de lima (receta a continuación)
  • 3/4 cucharadita de impulsor químico
  • 1/2 cucharadita de sal

PARA LA MANTEQUILLA DE LIMA:

Receta de Yoham Ottolenghi “Plenty”

  • 40 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • ralladura de 1/2 lima
  • 3/4 cucharadita de zumo de lima
  • pizca de pimientas recién molida
  • 1/4 diente de ajo finamente picado
  • 1/4 de chile de Cobán majado
  • pizca de sal marina

PARA LAS ZANAHORIAS MARROQUÍES:

Receta de Yoham Ottolenghi “Plenty”

  • 500 g de zanahorias peladas y limpias
  • 50 g de aceite de oliva
  • 1/2 cebolla mediana finamente cortada
  • 2 dientes de ajo finamente picados
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • 2 ajetes cortados en rodajas finas
  • 1 chile verde cortado en rodajas finas
  • 2 clavos de olor majados
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1/4 cucharadita de granos de cilantro majados
  • 1/2 cucharadita de pimentón picante
  • 1/4 cucharadita de canela en polvo
  • 1/2 cucharadita de comino
  • 1/2 cucharada de vinagre de vino blanco
  • 7 g de limón en conserva* finamente picado
  • sal marina en escamas
  • cilantro picado para espolvorear

* Receta para hacerlos en casa en el enlace

PARA LA SALSA DE NUECES Y MISO BLANCO:

  • 70 g de nueces pecanas
  • 40 g de pasta de miso blanco
  • 1 cucharadita de Mirin
  • 40 g de agua
  • yogur griego sin azúcar

ELABORACIÓN:

Preparamos las zanahorias marroquíes.
  1. Pelamos las zanahorias y retiramos los extremos. Cortamos en rodajas de 1/2 cm. Las rodajas más grandes las cortaremos por la mitad.
  2. Preparamos una olla con agua y colocamos a calor medio alto. Una vez que llegue a ebullición, salamos y añadimos las zanahorias.
  3. Cocinamos durante 10 minutos aproximadamente. Deben estar ligeramente cocidas pero con una textura aún crujiente.
  4. Retiramos del calor, colamos y dejamos a un lado.
  5. En una sartén amplia añadimos el aceite y colocamos a calor medio bajo. Una vez que tome temperatura, añadimos la cebolla y pochamos durante 12 minutos a calor medio bajo. Deben adquirir una textura transparente y sin dorarse.
  6. Incorporamos las zanahorias junto con el ajo, chile verde y todas las especias a excepción del limón en conserva.
  7. Mezclamos bien y cocinamos durante 2 minutos.
  8. Retiramos del calor, incorporamos el limón en conserva, volvemos a mezclar y reservamos.
Preparamos la salsa de nueces y miso blanco.
  1. Colocamos una sartén pequeña a calor medio con las nueces.
  2. Cocinamos hasta que se tuesten ligeramente, retiramos del calor.
  3. Volcamos en un procesador de alimentos junto con el miso y el agua, procesamos hasta obtener una pasta homogénea.
  4. Para mezclarla con la salsa de yogur utilizaremos 2 cucharadas de yogur + 2 cucharaditas de salsa de nueces y miso aproximadamente. Mezclamos y probamos para ajustarla a nuestro gusto.
  5. Reservamos en el frigorífico hasta el momento de su uso.

NOTA: El resto de pasta de nueces y miso podemos guardarlo en un recipiente hermético y conservarlo en el frío durante 2-3 días.

Gofres de garbanzo con zanahorias marroquíes Gofres de garbanzo con zanahorias marroquíes

Preparamos la mantequilla de lima.
  1. En un bol pequeño mezclamos todos los ingredientes hasta homogeneizar por completo.
  2. Reservamos.
Preparamos los gofres de garbanzo.
  1. En el bol de la Kitchen Aid añadimos todos los ingredientes y mezclamos con las varillas hasta obtener una mezcla homogénea.
  2. Calentamos nuestra gofrera. Añadimos 1 y 1/2 cucharada para elaborar cada gofre.
  3. Cerramos la gofrera y dejamos alrededor de 3 minutos. El tiempo de cocción dependerá de cada gofrera, en mi caso la caliento a calor 4 (sobre un máximo de 5) y los dejo alrededor de 3 minutos. Controlad siempre el punto de cocción abriendo la gofrera pasados 1 y 1/2 minuto.
  4. Sacamos, colocamos sobre una rejilla y cocinamos el resto.

Gofres de garbanzo con zanahorias marroquíes

Servimos los gofres.
  1. Servimos 2 gofres por persona.
  2. Colocamos un poco de salsa de yogur, nueces y miso sobre ellos.
  3. Disponemos unas rodajas de aguacate y sobre ellas las zanahorias marroquíes.
  4. Espolvoreamos generosamente con cilantro fresco picado.
  5. Servimos.

NOTAS:

  • Si no tenéis harina de garbanzo o no os gusta, podéis usar en su lugar harina de trigo. El resultado de sabor será mucho más simple porque esta harina tiene un sabor muy particular.
  • La mantequilla de lima se puede sustituir por mantequilla normal o aromatizarla con especias que os gusten.
  • Las nueces pecanas se pueden sustituir por nueces normales o incluso avellanas, anacardos… tostadlas siempre antes para sacar los aromas.

Gofres de garbanzo con zanahorias marroquíes

Vaso de cristal Mediterranea  de Claudia & Julia.

Estos gofres de garbanzo son una opción estupenda tanto para el desayuno, si sois de salado, como para una comida medio informal o incluso una cena. Se ajusta sin problemas a cualquier momento del día.

Gofres de garbanzo con zanahorias marroquíes

En mi caso os dejo esta opción para acompañarlos pero, por supuesto, el acompañamiento siempre se puede ajustar a vuestros gustos personales. Ya sabéis que me chiflan los platos condimentados, con sabores intensos de los que se quedan grabados en el paladar. Por esa razón opté por estas zanahorias marroquíes, que me combinan genial con el garbanzo, y para darle un poco de cremosidad una salsa de yogur, nueces y miso blanco.

Un suspiro fue lo que duraron. No sé si en vuestro caso pasará lo mismo 😉

¡Buen inicio de semana!

Un abrazo,
Eva

Gofres de garbanzo con zanahorias marroquíes

Contenido relacionado

Sobre el autor Ver todas las entradas Autor website

Eva

La cocina en general es un mundo que me apasiona. Poder combinar aromas, sabores y sorprender realizando una inesperada mezcla con ellos. Seguir la pista de intrigantes platos, hacían de cada receta un descubrimiento, una aventura, un viaje.
Si la cocina también es tu pasión, bienvenido a mi casa.

6 ComentariosDeja un comentario

  • Hola Eva. Mi nombre es Susana y cada vez que veo una receta tuya alucino con la imaginación que tienes y lo que sabes de cocina. Mi nivel es muy básico y hay recetas que me encantaría hacer pero que por lo,poco que se me resultan complicadas. Lo bueno es que me sirve para sacar ideas, a sí que te agradezco n montón tu blog, en el que entro muy a menudo. Para hoy voy a hacer el pastel de bimi y champiñones portobellos que tiene una pinta descomunal. Lo malo es que no puedo echarle queso pero lo haré con nata vegetal y huevos. Yo creo que por lo menos se dejara comer, ji ji. Gracias por compartir todo lo que sabes. Las fotos preciosas, y también ayudan mucho. Un saludo

    • ¡Hola Susana!

      Muchísimas graicas por tus preciosas palabras! La verdad que la cocina es un constante aprendizaje, nunca se sabe lo suficiente! Me gusta mucho leer libros y aprender todo lo que puedo de ellos, además de poner en práctica elaboraciones de muchos cocineros (es la mejor manera de seguir aprendiendo)

      Sé que algunas de las elaboraciones que os dejo pueden resultaros un poco complejas. Al final más que laborioso es poder disponer de ese tiempo para llevar a cabo la elaboración. De todas maneras, procuro mezclar recetas más sencillas con algunas más elaboradas para que haya opciones para todos los gustos.

      Me alegra saber que puedo ayudarte para inspirar tus platos! Ya me contarás que tal te fue con el pastel de bimi y portobello! Seguro que salió estupendo 😉

      Gracias a ti por venir a verme y dedicarme unos minutos de tu tiempo!!

      Un abrazo!!!

  • Hola Eva
    Me ha encantado tu sitio y tienes unas fotografias preciosas y unas recetas que dan ganas de estar el dia entero en la cocina! Felicidades por este blog tan hermoso y cuenta con una seguidora mas que te manda las mejores vibras desde México.

    • ¡Hola Alicia!

      Muchísimas gracias! Me alegra mucho saber que te ha gustado todo lo que comparto con vosotros!
      Jajajaja pues esa es la cosa! Incitaros a que cocinéis mucho! XD

      Mil gracias! Eres bienvenida siempre que lo desees 😉

      Un abrazo!

  • Espectacular…
    Una pregunta gofrera no tengo …lo que si tengo son las gofreras para hacer al horno…suposo que quedara mas o menos igual….lo probare de hacer….
    Te sigo hace bastante tiempo y cada vez de superas mas… Felicidades

    • ¡Muchas gracias Cristina!

      En este caso el resultado será muy similar puesto que la textura es como un bizcocho, solo que no sabría decirte con exactitud los tiempos de horno y demás. No tengo ese molde y nunca los he hecho de esa manera…

      Mil gracias por tus palabras! Me alegra mucho saber que te gusta todo lo que comparto con vosotros 😀

      Un abrazo!

Deja una respuesta

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *