cabecera-provisional

Buenas tardes, hoy vengo con ganas de compartir una merienda muy especial.
Se trata de un dulce que consta de galleta y gominola!!
Sí, habéis leido bien.

Pero no es una gominola cualquiera, es la mejor que existe sobre la faz de la tierra!!
Los marshmallows o nubes como las conocemos nosotros, son mis “chuches” preferidas, me parecen que quedan bien con casi todo y aquí tenemos un ejemplo.

La galleta no es una galleta común, en la anterior receta os comenté que jamás había probado galletas cuya masa constara mayormente de queso, bien pues como el resultado me pareció buenísimo he repetido esta receta pero dándole un toque más acorde. Ya que la cobertura es suficientemente dulce, lo he contrarrestado en la galleta y en su lugar lleva muy poca cantidad y parte de ella es azúcar moscabado.
Pero…¿qué hay en su interior? pues otra de mis debilidades…caramelo salado.
Si esta variedad nos os gusta, podéis realizarlo sin añadir la sal o sencillamente omitir este ingrediente si no os convence. Creo que el toque de sal hace que realce mucho más el sabor del caramelo, pero como ya sabéis vuestros paladares son los que mandan!
Como toque final, chocolate negro, porque el chocolate es una de las 7 maravillas del mundo…estoy casi segura de ello.

Os encantará su textura, su olor, su presencia…y sobretodo sabor. Espero que merendemos más veces juntos.

Saludos,
Mrs Hudson.

La receta es una adaptación de Bakers Royale.

ingredientes para 35-40 unidades:

para las galletas:

  • 47 gr de azúcar glass
  • 48 gr de azúcar moscabado
  • 100 gr de mantequilla
  • 100 gr de crema de queso
  • 1 cucharada de pasta de vainilla de Madagascar (1 Tbsp)
  • 280 gr de harina

Para los marshmallows:

  • 60 ml de agua
  • 60 ml de Corn Syrup
  • 143 gr de azúcar
  • 1 cucharada de gelatina en polvo (1 Tbsp)
  • 2 cucharadas de agua fría (2 Tbsp)
  • 2 claras de huevo a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla (1 Tsp)

Para el caramelo salado:

  • 100 gr de azúcar blanco
  • 150 ml de nata líquida para montar
  • 20 gr de mantequilla
  • 1/4 cucharada de sal (opcional)

GLASEADO DE CHOCOLATE:

  • 250-300 gr de chocolate negro 70%
  • 2 cucharaditas de aceite de girasol (2 Tsp)

elaboración:

Comenzamos preparando las galletas.

En el bol de la Kitchen Aid o en un bol amplio si lo vamos a realizar a mano, incorporamos la mantequilla junto con la crema de queso y el azúcar glass y moscabado. Batimos a velocidad baja con ayuda de la mariposa o la pala hasta integrar completamente los ingredientes.

Incorporamos la pasta de vainilla y volvemos a mezclar.

Añadimos la harina en 2 tandas, batiendo tras cada adición. No incorporaremos la siguiente tanda hasta que la primera esté totalmente integrada.

Sacamos del bol y trabajamos 2 minutos manualmente, lo haremos rápido ya que con el calor de las manos se nos puede adherir con facilidad. Damos forma rectangular, cubrimos con film e introducimos en el frigorífico durante 30 minutos.

Precalentamos el horno a 165ºC con ambas placas.

Transcurrido ese tiempo sacamos del frio, espolvoreamos la superficie de trabajo con harina y estiramos con un rodillo. He dejado la masa con un grosor de 0,6 cm, si tenéis rodillo nivelador será la medida del segundo anillo.

Cortamos con un cortador redondo de 5 cm de diámetro. Colocamos en una bandeja de horno previamente forrada con una silpat o papel de horno.

Introducimos en el horno durante 10-12 minutos. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Mientras prepararemos el caramelo.

En un cazo incorporamos el azúcar y lo ponemos a fuego medio sin dejar de remover. Tenemos que tener cuidado de no sobrepasar el tiempo ya que si no el caramelo nos amargará.

Cuando obtengamos un color dorado o color caramelo incorporamos la nata, la mantequilla y la sal. Tened cuidado ya que el cambio de temperatura genera vapor que puede quemaros.

Bajamos a fuego bajo. Observaremos que se hace una especie de bola dura, no dejamos de remover hasta disolver completamente todos los ingredientes y que estos estén unificados sin grumos.

Pasamos a un cuenco para utilizarlo después o si nos sobra podemos guardarlo en un frasco y dejamos enfriar a temperatura ambiente y sin tapar.

Recomiendo dejar preparadas las galletas sobre una bandeja amplia forrada con papel de horno y sobre ellas dispuestas una pequeña cantidad de caramelo, ya que cuando elaboremos el marshmallow tendremos que trabajar rápido con el y no podremos pararnos a disponer sobre cada una de ellas el caramelo.

Preparamos el marshmallow.

En un cazo mediano incorporamos el agua junto con el Corn Syrup y el azúcar, ponemos a calor medio y dejamos hasta que llegue a ebullición. Sería muy útil que tuviéramos un termómetro de cocina ya que debe alcanzar los 120º C.

Mientras que llega a ebullición preparamos la gelatina.

A parte en un vaso incorporamos las 2 cucharadas de agua junto con la gelatina, dejamos a un lado.

Como aún no habrá llegado a hervir, vamos preparando las claras. Comenzamos montando a la velocidad más baja.

Una vez alcanzado este punto de hervor, retiramos el almíbar del fuego y añadimos la gelatina que teníamos en remojo. Disolvemos completamente.

Terminamos de montar las claras hasta obtener picos suaves, vertimos el almíbar y seguimos montando. Debemos obtener buena consistencia, ha de estar firme. Nos llevará alrededor de 8 minutos.

Añadimos la vainilla y batimos 30 segundos más.

Pasamos rápidamente a una manga pastelera ya que el marshmallow solidifica muy rápido y no podríamos trabajar con el.

Disponemos montoncitos sobre la galleta cubriendo el caramelo.

Nos sobrará alguna galleta, ya que esta medida no es exacta para todas las galletas, aunque también dependerá mucho de la cantidad de marshmallow que pongamos sobre ella.

Dejamos enfriar a temperatura ambiente durante 45 minutos aproximadamente. Cuando toquemos el marshmallow estará muy blando pero ya no se adherirá a los dedos.

Preparamos el glaseado de chocolate.

Fundimos el chocolate negro y le añadimos el aceite de girasol, este ayudará a que quede más ligero y cubra mejor, removemos muy bien para integrar.

Pasamos a bañar los marshmallows cubriéndolos enteros sin llegar a la galleta, repetimos el proceso con todos ellos.

Colocamos sobre una rejilla y dejamos endurecer la cobertura, podemos hacerlo a temperatura ambiente o bien en el frigorífico. De este último modo tardaremos menos tiempo, lo importante es tener suficiente espacio en ella.

Ya tenemos listo un bocado en el que combinamos galleta, una exquisita golosina y un dulce chocolate.

¿Quién puede resistirse?

Buen provecho!!

Sobre el autor Ver todos los posts

Mrs. Hudson

13 ComentariosDeja un comentario

  • Buenas tardes Mrs Hudson en tu compañía las meriendas son de vértigo, en la cocina me esperan los espirales de canela,solo que los míos están rellenos de orejones así la operación bikini va a ser muy dura.

    GRACIAS.

    • Muchas gracias Fini!! El placer es mío de compartirlo con vosotros.

      Que bien que te hayas animado con ellos!! Y de orejones…ya me contarás que te han parecido ;))

      Si, llevas toda la razón…la operación bikini la tendremos que dejar para otro momento o para siempre porque nunca es buen momento! :)

      Buenas noches!!

  • Un dulce realmente espectacular, aunque ….. pensándolo bien ….¿cual de los que tú haces no lo es?. Lo más dificil, que no tenemos los ingredientes necesarios para hacer marsmallows.
    Las fotos …. IMPRESIONANTES

    • Muchisimas gracias Elena!!

      Con vosotros da gusto cocinar, sois TAN AGRADECIDOS que me encanta hacerlo!!

      Si lo dices por el Corn Syrup, se que se puede sustituir por glucosa, que igual te es más fácil encontrarla. De todas maneras por internet es fácil encontrarlo y hay tiendas físicas que se dedican a la repostería donde también puedes encontrarlo ;)

      Besos grandes y buenas noches!!

  • Me encanta tu creatividad, es la merienda mas original que he visto en mucho tiempo.

    La combinación de ingredientes me parece fantástica, en un solo bocado te encuentras con varias texturas y sabores que se complementan a la perfección.

    Simplemente espectacular!

    Un abrazo.

    • Hola Roberto!!

      Muchas gracias!!!
      Ha sido una merienda fantástica y diferente, sólo tienen una cosa mala…y es que están riquísimos!! y cuesta comerse sólo uno o dos…

      Las texturas son maravillosas, parece que mordieras un pedazo de nube…

      Anímate un día con ellos!!

      Buenas noches!! :))

  • Mrs Hudson, unas recetas espectaculares las que presentas en tu blog. Te sigo desde hace poco y veo que pones referencias a medidas inglesas, que me parece genial porque asi es mas facil medir los ingredientes que andar con la balanza.

    Me gustaria saber si el corn syrup, el aceite moscabado y la pasta de vainilla tienen sustitucion, o mejor me hago un pedido por internet a alguna pagina que los venda.

    Muchas gracias!

    • Buenas noches Ekaterina!!

      Muchísimas gracias y por supuesto estoy encantada de tenerte por aquí!!

      Decidí empezar a meter algunas medidas inglesas por la misma razón a la que tu te refieres. Leo muchas recetas en otros idiomas, la mayoría en inglés, y si que es un poco pesado el andar convirtiendo las medidas antes de cocinar. Por lo que pensé en facilitar un poco las cosas, aunque aún tengo que actualizar varias ;)

      Por supuesto que puedes sustituir ingredientes:

      El Corn Syrup se puede sustituir por glucosa
      El azúcar moscobado por azúcar moreno
      La pasta de vainilla por esencia o extracto de vainilla, o las semillas de una vaina de vainilla

      Aún así cualquiera de estos ingredientes puedes encontrarlos fácilmente por internet, pero con los sustitutos que te doy también obtendrás buenos resultados.

      Espero haberte ayudado!!

      Que descanses! :)

  • Mira que te sigo hace muy poco y cada vez haces cosas mas imposibles como superarte en cada receta.
    Por no decir del gusto fotográfico que me parece INCREIBLE.
    Me imagino que Mr Hudson también pondrá su granito de arena y si es así mandarle todas mis felicitaciones.

    He seguido y sigo un montón de páginas desde hace mucho sobre temas culinarios, y como la tuya muy muy muy poquitas, sobretodo por la originalidad de las composiciones que es lo que principalmente me llama la atención.

    Sigue así, que siempre habrá gente que te seguirá hasta el fin del mundo.

    Un abrazo muy fuerte.

    • Madre mía…hoy me voy a dormir con una sonrisa de oreja a oreja!!

      No se qué decirte, me has dejado francamente sin palabras…agradecerte de corazón tus valoraciones tan alentadoras y gratificantes.
      Palabras y emociones como las tuyas, hacen que cada día quiera aprender y compartir más cosas con todos vosotros.

      Mr Hudson es mi mayor apoyo, aguanta todos mis inventos, creaciones y mis eternas horas en la cocina. Gracias a el comenzamos con los vídeos, y es el quien se lleva todo el trabajo de edicion, en ese aspecto solo aporto pequeños matices. Por lo que puedo decir que es una parte muy importante para mi.

      Me encanta combinar y probar cosas diferentes!! Tomo nota de tu recomendación ;))

      Muchísimas gracias por venir a verme y estar ahí cada día.

      Buenas noches!!

  • Por cierto, soy un enamorado de las texturas tan diversas que puedes encontrar en un plato, como la originalidad y la combinación de ingredientes; y veo que a tí también te gusta ese tema.
    Por ejemplo hace poco hize pruebas con chocolate y wasabi y me quedé prendido, te sugiero que lo pruebes.

    Un saludo.

  • Si es que no se que decirte sin repetirme!! Bueno si, que me he enamorado. Me he enamorado de tus recetas y fotos. Cada vez que veo que has subido una receta nueva vengo corriendo a verla.

    Besos

    • Buenas noches Belén!!

      Muchísimas gracias guapa!!! Madre mía, me arrancáis una sonrisa cada vez que os leo.

      Mil gracias por estar ahí!

      Besos grandes!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *