Galette de membrillo, crema de almendra y pistachos

Galette de membrillo, crema de almendra y pistachos

Eva 17 Febrero, 2017
This post is also available in English

Aún me quedan membrillos de los que me dieron mis padres… Si cuando os dije que me dieron una barbaridad, ¡no era broma! Aunque es cierto que ya voy dando salida a los últimos. Esta galette de membrillo, frangipane y pistachos ha sido una tremenda opción.

Esta receta es de esas que no te esperas, ni tienes en mente hacer, sino que te llegan de repente. Hace unos días estaba mirando Instagram y vi una maravillosísima galette que estaba haciendo Monika “thereshecooks” (estoy segura que muchos de vosotros ya la conocéis). Hace unas fotos preciosas y tiene muy buena mano con las masas.

Total, que me enamoré ipso facto. Y pensé – Qué buen uso le voy a dar a los pocos membrillos que me quedan- . Me quedé con la idea y presentación de Monika para elaborar mi receta.

La masa de la galette es otra que ya he utilizado en el blog, en esta galette de ciruelas, brevas y lavanda. Cambié el tipo de azúcar y omití el limón, pero el resto es igual que la que os dejé. Para el relleno decidí hacer una crema de almendra en lugar de un sour cherry butter, que es similar a una confitura de cereza con especias, que utiliza Monika. Veía una buena combinación con el membrillo, además, el tiempo aún acompaña para este tipo de rellenos.

Galette de membrillo, crema de almendra y pistachos

Los membrillos, creo, que hubieran quedado mejor pochados y cocinados a baja temperatura en el horno… Pero eran demasiadas horas  cocinándolos  y necesitaba el horno para otras elaboraciones que tenía pendientes de hornear. Por esa razón decidí hacerlos de este modo. Aún así el resultado es muy bueno y quedan con una textura fantástica.

El almíbar final, si queréis, lo podéis omitir. Quería que tuviera un poco de brillo en la superficie puesto que de la manera que cociné los membrillos, sin apenas azúcar, no crearía una capa almibarada por la superficie. Para terminar unos pistachos majados y ya la tendremos lista para disfrutar.

Galette de membrillo, crema de almendra y pistachos

INGREDIENTES PARA 1 GALETTE DE MEMBRILLO:

PARA LA MASA:

  • 175 g de harina de trigo panadera
  • 100 g de mantequilla sin sal fría
  • 2 g de sal
  • 1/2 cucharada de azúcar moscabado oscuro
  • 30-50 g de agua muy fría

PARA LA CREMA DE ALMENDRA:

  • mantequilla a temperatura ambiente, 100 g
  • almendra molida, 100 g
  • azúcar glas, 100 g
  • 1 huevo L

PARA LOS MEMBRILLOS:

  • 2 membrillos grandes o 3 medianos
  • 800 l. de agua
  • 50 g de licor de avellanas
  • 100 g de azúcar moscabado oscuro
  • 35 g de miel
  • zumo de 1/2 limón

PARA DECORAR:

  • pistachos
  • almíbar ligero – 100 g de agua + 50 g de azúcar
  • huevo batido para pincelar + azúcar demerara

ELABORACIÓN:

Preparamos la masa de la galette.
  1. En un bol amplio añadimos la harina junto con el azúcar y la sal, mezclamos con ayuda de una espátula de silicona.
  2. Cortamos la mantequilla en cuadraditos e incorporamos al bol. Con ayuda de las manos frotamos la mantequilla con la harina hasta obtener una textura arenosa.
  3. Añadimos el agua muy fría poco a poco. Vertemos una pequeña cantidad y mezclamos con las manos, el resultado debe ser una masa homogénea y nada quebradiza.
  4. Formamos un disco, cubrimos con film e introducimos en el frigorífico durante 1 hora.
Cocemos los membrillos.
  1. Con ayuda de un cuchillo afilado o pelador pelamos los membrillos.
  2. Apoyándonos sobre una tabla, cortamos los membrillos en cuartos, no es fácil. Su textura es muy dura de modo que tened cuidado cuando os dispongáis a realizar este paso.
  3. Retiramos el corazón junto con las semillas con ayuda de una cuchara parisien, rociamos con el zumo de limón y reservamos.
  4. Llenamos una olla grande con la cantidad de agua especificada, añadimos los membrillos junto con el azúcar, la miel, el azúcar y el licor.
  5. Colocamos a calor medio alto. Una vez que rompa a hervir, reducimos a calor medio bajo y dejamos hasta que estén tiernos, pero no extremadamente blandos. Si pinchamos con un tenedor este debe entrar y salir con facilidad. Alrededor de 65 minutos.
  6. Retiramos del calor.
Preparamos la crema de almendra.
  1. En el bol de la amasadora añadimos la mantequilla y, con ayuda de la mariposa o pala, batimos hasta blanquearla. Nos llevará alrededor de 3 minutos. Notaremos que adquiere un poco de volumen.
  2. Añadimos el azúcar glas y volvemos a batir. Os recomiendo colocar un paño sobre el bol para no formar una nube de azúcar en la cocina.
  3. Comenzamos a integrar la almendra molida poco a poco. Lo haremos en 2 ó 3 tandas.
  4. Una vez que esté la mezcla homogénea, vertemos en un tupper o recipiente de cristal y tapamos.
  5. Introducimos en el frío alrededor de 30-60 minutos.
Preparamos la galette.
  1. Escurrimos los membrillos y cortamos en láminas de 0,5 mm aproximadamente. Reservamos.
  2. Entre dos láminas de teflón  estiramos la masa con ayuda de un rodillo. Deberemos procurar formar un rectángulo de 25 x 35 cm aproximadamente.
  3. Retiramos la lámina superior de teflón y colocamos papel de horno en su lugar. Volteamos la masa sobre una bandeja y retiramos la otra lámina de teflón (que ahora estará en la parte superior).
    Galette de membrillo, crema de almendra y pistachos
  4. Extendemos la crema de almendra sobre la masa de la galette dejando libres unos 5 cm a cada lado. Nos sobrará un poco más de una cucharada de esta crema.
    Galette de membrillo, crema de almendra y pistachos
  5. Colocamos el membrillo cubriendo todo la crema de almendras.
    Galette de membrillo, crema de almendra y pistachos
  6. Plegamos el borde exterior sobre la fruta y sellamos las esquinas.
    Galette de membrillo, crema de almendra y pistachos
  7. Pintamos con huevo batido y espolvoreamos azúcar demerara.
  8. Introducimos en el frigorífico durante 30 minutos para endurecer la masa.
    Galette de membrillo, crema de almendra y pistachos
Horneamos la galette de membrillo.
  1. Precalentamos el horno a 200ºC.
  2. Introducimos la galette a media altura y horneamos durante 40 minutos.
  3. Cuando queden 10 minutos de cocción, preparamos el almíbar. Colocamos en un cazo el agua con el azúcar y dejamos a calor medio hasta que obtengamos un almíbar flojo. Alrededor de 5-7 minutos.
  4. Sacamos la galette del horno, pincelamos el membrillo con el almíbar y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.
  5. Decoramos con pistachos majados justo antes de servir.

CONSERVACIÓN: Podemos guardarla en un recipiente hermético durante 5-6 días. Mejor refrigerada y atemperamos un par de horas antes de consumirla.

Galette de membrillo, crema de almendra y pistachos

NOTAS:

  • No encuentro membrillos o no me gustan… No pasa nada, podéis usar en su lugar manzana, peras en almíbar, melocotón en almíbar o aquella fruta que más os guste.
  • La masa de la galette se puede hacer con antelación y refrigerarla hasta el día siguiente. Si queréis hacerla días antes, podéis congelarla sin problemas.
  • La masa se puede pincelar con leche en lugar de huevo, si lo preferís.
  • Me gusta utilizar azúcar demerara para este tipo de decoraciones porque es un tipo de azúcar que soporta temperaturas muy elevadas y tras el horneado sigue manteniendo su aspecto. Si no tenéis podéis usar azúcar normal, crocanti de almendra, semillas de amapola o incluso un crumble.
  • La crema de almendras se puede hacer con antelación y refrigerarla durante un día. Si es más tiempo, deberéis congelarlo. Para la cantidad que sobra os podéis hacer un par de tostadas como estos bostocks 😉
Galette de membrillo, crema de almendra y pistachos

Esta galette de membrillo es, sin lugar a dudas, un buen capricho para el fin de semana. Un cremosa crema de almendra acompañada de membrillo muy tierno con pistachos troceados… Si es que solo decirlo ya hace que se activen ¡las papilas gustativas!

Disfrutad del fin de semana y nos vemos de nuevo el lunes.

Un abrazo,
Eva

Galette de membrillo, crema de almendra y pistachos

relacionadas.

Comentarios