Curd de lima, limón y hierbabuena

Eva 1 Octubre, 2012

Buenos y fresquitos días! Por fin llega un poco de calma y puedo volver a ponerme manos a la obra entre fogones. Han sido unos días de mucho lio y poco tiempo…pero ya estamos aquí.
Hoy traigo una receta con un sabor que igual no acompaña a este frio que nos recibe cada mañana, ya que nos recuerda a los mojitos, pero puedo asegurar que una vez que la probéis no podréis parar.
Si el lemon curd ya crea adicción, este no podría ni describirlo…
Os animo a hacerlo, ya que además cuanta con la ventaja que está delicioso con todo, incluso con una simple cuchara… Así que vamos con esta receta y ya me contaréis.

Saludos Mrs Hudson.

Ingredientes:

  • zumo de 3 limas grandes
  • zumo de 1 limón grande
  • ralladura de 3 limas grandes
  • ralladura de 1 limón grande
  • 85 gr de mantequilla sin sal
  • 150 gr de azúcar granulado
  • 2 huevos enteros
  • 2 yemas de huevo
  • unas hojitas de hierbabuena fresca
  • una pizca de sal

 

Elaboración:

Rallamos la parte verde de las limas y la amarilla de los limones, sin llegar a rallar la parte blanca ya que nos amargaría, y exprimimos su zumo. Reservamos.

Fundimos la mantequilla en el microondas, reservamos. En una olla mediana incorporamos los huevos, las yemas y el azúcar, y batimos hasta integrar bien los ingredientes.

Añadimos la mantequilla, las ralladuras, el zumo de lima y limón, las hojitas de hierbabuena y la pizca de sal. Mezclamos hasta conseguir una mezcla homogénea.

Colocamos a fuego medio sin dejar de remover, veremos que tomará una textura más densa alrededor de los 15 minutos. No debéis espesarla demasiado, tened en cuenta que después toma algo más de cuerpo. Aquí podréis ver la textura que ha de tener la crema.

Una vez fuera del fuego, pasamos la crema por un colador fino para quitar la piel de las ralladuras, alguna pepita del limón que se haya podido colar y las hojitas de hierbabuena.

La incorporamos en el bote donde la vayamos a guardar y dejamos enfriar por completo antes de introducirla en el frigorífico.

Y así de sencillo es elaborar un curd diferente y con un toque exótico para acompañar dulces, bizcochos, postres…o incluso para saborearlo a cucharadas.

Buen provecho!!

relacionadas.

Comentarios