Taller presencial de Roscón de Reyes en Madrid
cabecera-provisional

Buenas tardes, después de un largo fin de semana…sobretodo para los que estudian.
No sé si en alguna ocasión lo he comentado, pero el frio lo llevo francamente mal.
Adoro el verano, el calorcito, la playa o la piscina el caso es estar en remojo…Por lo que los días de invierno se me hacen cuesta arriba.
Así que he pensado que para acabar nuestra semana del cupcake, no habría otra mejor candidata que esta.
Su aspecto tan tropical junto con su sabor que recuerda a cocteles para tomar en la orilla del mar…hace que se apacigüe vagamente mi nostalgia por los días cálidos, y por supuesto disfrutar de una maravillosa merienda.

El señor Hudson y una servidora, deseamos que vuestros hogares se llenen de ligeros rayos de sol en estos días de intenso frio gracias a una pequeña receta como esta.
Esperamos que la disfrutéis.
Besos.

 

ingredientes para 10 cupcakes:

para la masa:

  • 60 gr de chocolate 70%
  • 43 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 90 gr de azúcar moreno
  • 1 huevo grande
  • 92 gr de harina para repostería
  • un poco menos de 1/2 cucharadita de levadura (1/2 Tsp)
  • un poco menos de 1/2 cucharadita de bicarbonato (1/2 Tsp)
  • pizca de sal
  • 125 ml de leche semi-desnatada a temperatura ambiente
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla

Para el relleno:

  • leche condensada
  • coco rallado
  • mermelada de piña al aroma de coco (la receta a continuación)

Para decorar:

  • 1 bote de leche de coco
  • 3 cucharadas de azúcar glass (3 Tbsp)
  • 1 piña

elaboración:

El día anterior introduciremos el bote de leche de coco en el frigorífico, de este modo podremos montarla y hacer una crema.

Preparamos la masa.

Precalentamos el horno a 180ºC con ambas placas. Preparamos la bandeja de muffins con sus cápsulas, reservamos.

Tamizamos la harina junto con la sal, la levadura y el bicarbonato, reservamos.

En un vaso incorporamos la leche junto con el extracto de vainilla, mezclamos y reservamos.

En un bol pequeño fundimos el chocolate, podemos hacerlo al baño maria o bien en pequeñas tandas en el microondas para evitar que este no se nos queme y removiendo cada vez. Reservamos.

En un bol amplio o en la Kitchen Aid incorporamos la mantequilla junto con el azúcar moreno y mezclamos a velocidad baja con la mariposa hasta que ambos se incorporen.

Añadimos la yema de huevo y volvemos a mezclar.

Una vez integrada, incorporamos el chocolate fundido y mezclamos de nuevo a velocidad baja hasta obtener una mezcla homogénea.

Vamos incorporando los ingredientes secos alternando con la mezcla de leche y vainilla, batiendo bien tras cada adición y siempre a velocidad baja. Lo haremos en 3 tandas.

En un bol aparte batimos la clara y montamos hasta que haga picos suaves. Con ayuda de una lengua incorporamos la clara montada en la masa e integramos con movimientos envolventes hasta incorporar completamente.

Repartimos la mezcla en las cápsulas rellenándolas 2/3 de su capacidad e introducimos en el horno durante 20-22 minutos o hasta que comprobemos insertando un palillo que este sale limpio.

Una vez transcurrido ese tiempo, sacamos dejamos reposar 5 minutos en la bandeja antes de transferirlas a una rejilla para que enfríen completamente.

Elaboramos las flores de piña y la mermelada.

La idea de las flores de piña la vi en duitang.com.

Precalentamos el horno a 100ºC con ambas placas.

Pelamos la piña retirando toda la corteza, con ayuda de una cuchara para ahuecar o hacer bolas de fruta, retiramos partes a lo largo de toda la superficie lateral. Reservamos esas bolas.

Cortamos rodajas de piña lo más finas posibles, para ello necesitaremos un cuchillo muy afilado. Realizaremos unas 12 rodajas, por si acaso alguna no quedara bien.

Preparamos una bandeja de horno y colocamos sobre ella una Silpat o papel de hornear. Disponemos 6 rodajas de piña e introducimos al horno durante 1 hora y 15 minutos. A mitad de horneado daremos la vuelta a las rodajas.

Deberemos vigilarlas por si acaso se dorasen demasiado, esto dependerá del grosor de las rodajas. Deberemos hornear en 2 tandas, si son piñas babys podremos colocar más rodajas en la bandeja.

Una vez transcurrido este tiempo, sacaremos del horno y las colocaremos sobre una bandeja de muffins para que adquieran forma.

Introducimos las rodajas restantes y repetimos la operación.

Mientras se hornea la segunda tanda prepararemos la mermelada de piña.

Trocearemos la piña restante y añadiremos las bolas que teníamos reservadas. Introducimos en una olla pequeña y añadiremos 1/3 parte de su peso en azúcar junto con el zumo de medio limón y 6 cucharadas de líquido de coco*.

En mi caso tenía 300 gr de piña para preparar la mermelada por lo que añadí 100 gr de azúcar granulado.

*el líquido de coco que utilizamos para la mermelada es el agua que nos encontraremos en el bote de leche de coco tras retirar el grueso de leche de coco. La parte espesa la pasaremos a un bol, preferiblemente de metal, lo cubriremos con film y volveremos a introducir en el frigorífico hasta el momento de consumir.

Dejaremos a fuego medio durante 40 minutos removiendo de vez en cuando.

Una vez transcurrido ese tiempo, retiramos del fuego y dejamos reposar 5 minutos antes de pasarlo a un bote de cristal previamente esterilizado.

Ya habremos sacado la última tanda de rodajas del horno y las habremos puesto a tomar forma en el molde de muffins con el resto.

Montamos la leche de coco.

La idea de montar la leche de coco la vi en Lunch box Bunch.

Esto lo haremos justo en el momento de servir.

Sacamos la leche de coco que teníamos en el frigorífico reservado, le añadiremos 3 cucharadas de azúcar glass y montaremos con varillas eléctricas.

Comenzaremos por una velocidad baja e iremos incrementando poco a poco hasta llegar a una velocidad medio-alta.

Debemos procurar realizar movimientos con la muñeca para introducir la mayor cantidad posible de aire. Nos llevará alrededor de 5-7 minutos.

Montamos las cupcakes.

Descorazonamos los cupcakes.

Rellenamos con una 1/2 cucharadita de leche condensada, un poco de coco rallado y por último 1/2 cucharadita de mermelada de piña al aroma de coco. Cubriremos con su tapa. Repetimos el proceso con el resto de las cupcakes.

Cubrimos la superficie con una cucharada de leche de coco montada y por último colocamos una flor de piña.

Un dulce riquísimo y diferente para amenizar estas tardes tan frias.

Buen provecho!!

 

 

 

Sobre el autor Ver todos los posts Autor

Mrs. Hudson

La cocina en general es un mundo que me apasiona. Poder combinar aromas, sabores y sorprender realizando una inesperada mezcla con ellos. Seguir la pista de intrigantes platos, hacían de cada receta un descubrimiento, una aventura, un viaje.
Si la cocina también es tu pasión, bienvenido a mi casa.

5 ComentariosDeja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *