Hoy me dispongo a visitar unos familiares que viven en las afueras. Tienen dos princesitas pequeñas, preciosas y he decidido llevarles unos dulces para tomar a media tarde.
Quería hacer algo más a gusto de las niñas, por lo que pensé en estas cupcakes. No soy especialmente partidaria de sabores con “color rosa”, pero he de decir que ha sido todo un acierto y estoy segura que les encantarán. Espero que os decidáis a hacerlas y ya me contaréis.
¡ Me voy que no llego !

Saludos,
Mrs Hudson.

Ingredientes para 8 cupcakes:

  • 100 gr de harina
  • 100 gr de azúcar granulado
  • 100 gr de mantequilla sin sal
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1 y 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 cucharadas de leche

 

Frosting:

  • 80 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 200 gr de crema de queso fría (tipo Philadelphia)
  • 300 gr de azúcar glass
  • 1/2 cucharadita de esencia de frambuesa
  • colorante en pasta rojo

 

Elaboración:

Precalentamos el horno a 175º C.

En un bol batimos la mantequilla con el azúcar hasta que obtengamos una textura cremosa. Incorporamos los huevos de uno en uno y mezclando bien después de cada adición. Añadimos la esencia de vainilla y removemos.

Tamizamos la harina junto con la levadura y la incorporamos a la masa anterior poco a poco. Mezclamos los ingredientes hasta que se incorporen bien. Añadimos las dos cucharadas de  leche y volvemos a incorporar todos los ingredientes.

Preparamos la bandeja con sus cápsulas de papel y rellenamos 2/3 de su capacidad. Introducimos al horno durante 20 minutos o hasta que comprobemos pinchando con un palillo que este sale limpio.

Al sacarlos del horno dejamos reposar 5 minutos antes de pasarlos a una rejilla para que terminen de enfriar.

Una vez estén frías, con un “descorazonador para cupcakes”  les quitamos parte de la superficie y rellenamos con mermelada de frambuesa.

Preparamos el frosting de frambuesa:

En un bol amplio incorporamos la mantequilla a temperatura ambiente junto con la crema de queso fría y batimos hasta obtener una crema ligera y cremosa.

Tamizamos el azúcar glass y lo incorporamos poco a poco a la mezcla anterior removiendo cada vez.

Una vez tengamos todo el azúcar glass incorporado, añadimos la esencia de frambuesa y el colorante en pasta rojo. Recomiendo añadirlo poco a poco, ya que como queremos obtener una tonalidad rosa es muy fácil que pongamos de más. Batimos la mezcla a velocidad alta (yo he utilizado velocidad 5) durante 2 minutos, después bajamos a velocidad media y batimos 1 minuto más. Obtendremos una textura muy esponjosa.

Preparamos nuestra manga pastelera y pasamos a decorar nuestras cupcakes!

Buen provecho!

Contenido relacionado

Sobre el autor Ver todas las entradas Autor website

Eva

La cocina en general es un mundo que me apasiona. Poder combinar aromas, sabores y sorprender realizando una inesperada mezcla con ellos. Seguir la pista de intrigantes platos, hacían de cada receta un descubrimiento, una aventura, un viaje.
Si la cocina también es tu pasión, bienvenido a mi casa.

4 ComentariosDeja un comentario

  • Ummmmmm!!!!!!!!!! Tienen una pinta estupenda, enhorabuena por atreverte a crear este espacio para los que nos gusta la cocina. Un besazo y sigue así

    • Muchas gracias Tete!! tus palabras me animan mucho!! Es bueno crear un sitio para intercambiar opiniones y recetas!
      Besos grandes, nos vemos!!

    • Buenos días Isaura!!
      Muchas gracias a ti!!! Es un placer poder ofreceros recetas que os gusten y estoy encantada por ello.
      Me encantaría saber que tal te ha ido cuando te pongas con ellas y si tienes cualquier pregunta, no dudes en consultarme.

      Besos!!

Deja una respuesta

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *