Cupcake de vainilla con frosting de frambuesa

Eva 16 Marzo, 2012

  Hoy me dispongo a visitar unos familiares que viven en las afueras. Tienen dos princesitas pequeñas, preciosas y he decidido llevarles unos dulces para tomar a media tarde.
Quería hacer algo más a gusto de las niñas, por lo que pensé en estas cupcakes. No soy especialmente partidaria de sabores con “color rosa”, pero he de decir que ha sido todo un acierto y estoy segura que les encantarán. Espero que os decidáis a hacerlas y ya me contaréis.
¡ Me voy que no llego !

Saludos,
Mrs Hudson.

Ingredientes para 8 cupcakes:

  • 100 gr de harina
  • 100 gr de azúcar granulado
  • 100 gr de mantequilla sin sal
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1 y 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 cucharadas de leche

 

Frosting:

  • 80 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 200 gr de crema de queso fría (tipo Philadelphia)
  • 300 gr de azúcar glass
  • 1/2 cucharadita de esencia de frambuesa
  • colorante en pasta rojo

 

Elaboración:

Precalentamos el horno a 175º C.

En un bol batimos la mantequilla con el azúcar hasta que obtengamos una textura cremosa. Incorporamos los huevos de uno en uno y mezclando bien después de cada adición. Añadimos la esencia de vainilla y removemos.

Tamizamos la harina junto con la levadura y la incorporamos a la masa anterior poco a poco. Mezclamos los ingredientes hasta que se incorporen bien. Añadimos las dos cucharadas de  leche y volvemos a incorporar todos los ingredientes.

Preparamos la bandeja con sus cápsulas de papel y rellenamos 2/3 de su capacidad. Introducimos al horno durante 20 minutos o hasta que comprobemos pinchando con un palillo que este sale limpio.

Al sacarlos del horno dejamos reposar 5 minutos antes de pasarlos a una rejilla para que terminen de enfriar.

Una vez estén frías, con un “descorazonador para cupcakes”  les quitamos parte de la superficie y rellenamos con mermelada de frambuesa.

Preparamos el frosting de frambuesa:

En un bol amplio incorporamos la mantequilla a temperatura ambiente junto con la crema de queso fría y batimos hasta obtener una crema ligera y cremosa.

Tamizamos el azúcar glass y lo incorporamos poco a poco a la mezcla anterior removiendo cada vez.

Una vez tengamos todo el azúcar glass incorporado, añadimos la esencia de frambuesa y el colorante en pasta rojo. Recomiendo añadirlo poco a poco, ya que como queremos obtener una tonalidad rosa es muy fácil que pongamos de más. Batimos la mezcla a velocidad alta (yo he utilizado velocidad 5) durante 2 minutos, después bajamos a velocidad media y batimos 1 minuto más. Obtendremos una textura muy esponjosa.

Preparamos nuestra manga pastelera y pasamos a decorar nuestras cupcakes!

Buen provecho!

relacionadas.

Comentarios