Cupcake de dulce de leche

Eva 9 Marzo, 2012

Como podréis haber comprobado a estas alturas, el dulce es mi gran tentación. Me considero afortunada de haber podido recorrer infinidad de lugares de los que he aprendido y disfrutado en todas sus vertientes. El más destacable para mí, el gastronómico. Uno de los viajes que hicimos acompañando al Sr. Watson fue a Argentina.Tuvo que viajar sin la compañía del Sr. Holmes, como ya le ocurrió en más de una ocasión, debido a su carencia de interés por algunos de los casos que le ofrecían. El Sr Hudson y yo le acompañamos en este largo viaje. Precioso lugar y maravillosas recetas. Hoy os acerco una de ellas, el dulce de leche, espero que sea de vuestro agrado.

Saludos,
Mrs Hudson.

Ingredientes:

  • 210 gr de harina de repostería
  • 18 gr de maicena
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 75 gr de mantequilla sin sal
  • 115 gr de azúcar moreno
  • 55 gr de azúcar blanco
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 y 1/2 huevo
  • 180 ml de suero de leche (si no tenéis, podéis utilizar 180 ml de leche y una cucharadita de limón, dejáis reposar 5 minutos para que se corte)

 

Glaseado:

  • 100 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 240 gr de crema de queso (tipo Philadelphia)
  • 110 gr de dulce de leche
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 300 gr de icing sugar o azúcar glass
  • dulce de leche para rellenar

 

Elaboración:

Si queremos elaborar dulce de leche casero, tenemos dos maneras. Una es elaborando la receta manualmente (receta que prometo hacer proximamente) y otra es con leche condensada. Introducimos un bote de leche condensada al baño maría (el tamaño depende de la cantidad de dulce que queráis tener), es mejor que lo tumbéis. El agua debe cubrir completamente el bote. Debemos tenerlo en el fuego medio alto, durante 2 horas y media o 3 horas. Durante ese tiempo debéis mover el bote de vez en cuando y rellenar con agua la cacerola si fuera necesario, que es seguro que así será. Una vez transcurrido ese tiempo, dejáis enfriar el bote completamente antes de abrirlo, ya que sería peligroso hacerlo antes debido a la temperatura y la presión. Yo lo dejé reposar toda la noche.

Precalentamos el horno a 175º C.

En un bol grande tamizamos la harina, la levadura, el bicarbonato, la maicena y la sal. Reservamos.

Disponemos los 180 ml de leche en un vaso y le añadimos una cucharadita de zumo de limón, dejamos reposar.

Por otro lado, disponemos la mantequilla a temperatura ambiente en un bol grande, ablandamos. Añadimos el azúcar moreno y el azúcar blanco, batimos bien hasta que se integren los ingredientes. Añadimos un huevo, con las varillas batimos a velocidad media, veremos que la mezcla va tomando una textura cremosa. Para poder añadir la mitad de huevo que nos queda, batimos un huevo ligeramente en un plato y añadimos a la mezcla anterior la mitad del huevo batido. Volvemos a batir la mezcla a velocidad media durante un minuto más. Incorporamos el extracto de vainilla y mezclamos de nuevo.

Añadimos la mitad de la mezcla de harina a la mezcla de mantequilla que hemos estado trabajando. Incorporamos con cuidado los ingredientes y mezclamos hasta que se integren, pero sin trabajar mucho la mezcla. Añadimos la 1/2 de suero de leche, mezclamos bien hasta que tengamos una masa homogénea. Incorporamos el resto de harina, mezclamos bien sin trabajar en exceso y hacemos lo mismo con el resto de suero de leche.

Preparamos la bandeja con sus cápsulas de papel y rellenamos 2/3 de su capacidad. Introducimos en el horno durante 20 minutos o hasta que comprobemos pinchando con un palillo de madera que este sale limpio.

Al sacarlos dejamos reposar 5 minutos y posteriormente pasamos a enfriar en una rejilla.

Preparamos el glaseado:

En un cuenco amplio incorporamos la mantequilla a temperatura ambiente y la crema de queso fría, ablandamos y mezclamos ambos ingredientes. Incorporamos el icing sugar o azúcar glass tamizado y el 1/4 cucharadita de sal . Mezclamos hasta que se incorporen y ya podemos pasar a batir con varillas a velocidad media.

Veremos que se torna cremosa y ligera. Añadimos el dulce de leche y batimos a velocidad media durante unos 3 minutos. Tomará una textura esponjosa.

Pasamos a decorar nuestros deliciosos cupcakes!

Colocamos nuestras cupcakes en una mesa, les retiramos de la parte superior una pequeña parte y rellenamos ese hueco con una cucharada de dulce de leche. Una vez hayamos hecho esto con todas, preparamos la manga pastelera con el glaseado de dulce de leche y pasamos a decorarlas.

Deseo que disfrutéis de estos dulces momentos!

relacionadas.

Comentarios