Buenos días apreciados lector@s,
hoy me he propuesto despertar vuestros 5 sentidos. La vista, por la elegancia, el gusto, por su exquisito sabor, el tacto, por su delicada textura, el olfato, por la increible combinación de aromas de café, chocolate y toffee y el oido, con el que espero que os oigáis a vosotros mismos exclamar la delicia de cada bocado.
Desearos que tengáis un magnífico comienzo de fin de semana y disfrutéis de cada instante.

Cordiales saludos,
Mrs Hudson

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de café soluble
  • 240 ml de agua hirviendo
  • 75 gr de mantequilla sin sal
  • 25 gr de manteca
  • 240 gr de azúcar
  • 2 huevos
  • 245 gr de harina para repostería
  • 35 gr de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 y 1/2 cucharaditas de levadura
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 100 gr de pepitas de chocolate
  • trocitos de toffee y chocolate puro

 

Glaseado de café:

  • 200 gr de mantequilla sin sal
  • 240 gr de crema de queso (tipo Philadelphia)
  • 400 gr de azúcar glass
  • 1 y 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 y 1/2 cucharadita de café soluble

 

Elaboración:

Precalentamos el horno a 175º C.

Disolvemos el café soluble en agua hirviendo y dejamos enfriar.

En un bol grande incorporamos la mantequilla y la manteca junto con el azúcar. Batimos todos los ingredientes hasta que estén bien incorporados, tomará un aspecto similar a unas “migas”. Agregamos los huevos de uno en uno y batiendo bien la mezcla después de cada adición.

Por otra parte en otro bol grande tamizamos la harina, el cacao, la levadura y el bicarbonato. Añadimos la sal y mezclamos los ingredientes. Incorporamos los ingredientes secos a la mezcla anterior alternandola con la mezcla de café y removiendo bien cada vez que añadimos una de las mezclas. Incorporamos las pepitas de chocolate y mezclamos.

Preparamos la bandeja con sus cápsulas y rellenamos cada una 2/3 de su capacidad. Introducimos en el horno durante 20 minutos o hasta que comprobemos con un palillo de madera que este sale limpio.

Dejamos reposar 5 minutos en la bandeja y posteriormente dejamos enfriar sobe una rejilla.

 

Preparamos el glaseado:

Mezclamos el café soluble con el extracto de vainilla hasta que se disuelva, reservamos.

Batimos la mantequilla, que debe estar a temperatura ambiente, junto con la crema de queso, que debe estar fría, hasta que adquiera una textura ligera y cremosa. Agregamos el azúcar glass tamizado poco a poco y removiendo cada vez. Una vez hayamos incorporado todo el azúcar glass y este se haya incorporado bien, añadimos la mezcla de café y vainilla. Batimos a velocidad más alta (yo lo he hecho a velocidad 5) durante dos minutos, después bajamos un poco la velocidad y batimos 1 minuto más. Veremos que toma una textura muy esponjosa.

Preparamos la manga pastelera y ya podemos pasar a decorar nuestras cupcakes!

Espolvoreamos con trocitos de toffee y chocolate puro…

Si os gusta el café, ahora lo adoraréis. Bon appétit!!

 

 

Contenido relacionado

Sobre el autor Ver todas las entradas Autor website

Eva

La cocina en general es un mundo que me apasiona. Poder combinar aromas, sabores y sorprender realizando una inesperada mezcla con ellos. Seguir la pista de intrigantes platos, hacían de cada receta un descubrimiento, una aventura, un viaje.
Si la cocina también es tu pasión, bienvenido a mi casa.

Deja una respuesta

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *