Crema de coliflor y pera con avellanas

Crema de coliflor y pera con avellanas

Eva 3 Mayo, 2017
This post is also available in English

Es venir un poco de fresquillo y ya me lío de nuevo con las cremas, ¡qué vicio tengo con ellas! La última que he probado es esta crema de coliflor y pera con avellanas. Sé que son dos ingredientes que parecen extraños de preparar en una misma elaboración, pero os aseguro que no os va a defraudar.

Esta crema la encontré en el blog de Two Purple Figs, a través de Pinterest (esta maravilla que nos pone al alcance de la mano un montón de webs que de otro modo no encontraríamos), y me pareció ¡grandiosa sin más! Pensé que era una combinación tan extraña y diferente, que seguro iba a ser un auténtico acierto.

De la receta original cambié algunos ingredientes como el añadido de judías blancas para espesar un poco la crema. Esta variedad de legumbre no me va mucho… de modo que decidí omitirla y cambiarla aumentando otras cantidades de ingredientes. Pero si sois de los que os gusta esta legumbre, no dudéis en echar un vistazo a la receta de Mahy.

En mi caso, además, añadí miso blanco, tamarindo y leche de coco. No lo puedo evitar… son ingredientes que me pierden y en cuanto veo la oportunidad de combinarlos en una receta no lo dudo ni segundo y medio. Logramos suavizar aún más la crema además de potenciar el sabor con aromas muy interesantes.

Crema de coliflor y pera con avellanas

Estoy segura que todos aquellos que odiáis la coliflor no querréis darle una oportunidad, pero muchas veces nos perdemos platos maravillosos solo porque uno de los ingredientes no nos va… Hay que tener en cuenta que a veces no es el ingrediente en sí lo que no nos gusta, sino la manera en la que lo hemos preparado.

Además, la coliflor en este caso goza de muy buena compañía y es prácticamente imposible que os defraude… ¡palabra!

¿Cómo podemos presentar la crema de coliflor y pera?

Si no tenéis mucho tiempo o ganas, no es necesario esmerarse demasiado, bastará con espolvorear un poco de avellanas y cilantro picado. Pero si queréis darle ese toque diferente y súper sabroso, preparad los chips de pera para acompañarla.

Más abajo veréis que es muy sencillo hacerlos, haciendo uso del deshidratador de alimentos podréis tenerlas listas en más o menos un día (las peras tienen mucha agua). Lograremos potenciar el sabor de la pera de manera increíble, además de dar ese toque crujiente de manera muy saludable.

En esta última tanda deshidraté bastante fruta y cuando voy a la cocina, abro el frasco de cristal donde las tengo y voy picoteando unas pocas… ¡Están espectaculares! Eso sí, utilizad una pera con sabor, las de conferencia son perfectas para esta finalidad.

Crema de coliflor y pera con avellanas

INGREDIENTES:

4-6 raciones

PARA LA CREMA DE COLIFLOR Y PERA:

  • 550 g de coliflor limpia
  • 2 peras de conferencia, 220 g de pera limpia aprox.
  • 50 g de avellanas tostadas
  • 25 g de copos de avena
  • 100 g de chalota
  • 20 g de ajo, 2 dientes grandes aprox.
  • 10 g de tamarindo, solo la carne
  • 30 g de mantequilla
  • 42 g de miso blanco
  • 2 cucharaditas de orégano seco
  • 570 g de agua
  • 160 g de leche de coco
  • sal marina en escamas
  • pimienta negra recién molida
  • all spice

PARA DECORAR:

  • láminas de pera deshidratadas*
  • avellanas troceadas
  • cilantro picado

* Necesitaremos 1-2 peras de conferencia para deshidratar.

ELABORACIÓN:

Deshidratamos la pera de conferencia.
  1. Lavamos y secamos las peras.
  2. Con ayuda de una mandolina y utilizando el corte más fino, laminamos ambas peras.
  3. Colocamos las láminas de pera sobre las bandejas y encendemos el deshidratador.
  4. Colocamos a 70ºC y dejamos durante 24 horas. El tiempo final dependerá del grosor de las rodajas y la capacidad de secado de nuestro deshidratador.
  5. Unas vez que estén secas, guardamos en un recipiente hermético o un frasco grande de cristal, tipo Fido.

NOTA: Podéis deshidratar las peras que necesitéis o deseéis. Lo ideal es aprovechar todas las bandejas con esta fruta u otras para hacer buen uso de su rendimiento.

Preparamos la crema de coliflor y pera.
  1. Añadimos la mantequilla en una olla mediana y colocamos a calor medio alto.
  2. Una vez que tenga temperatura añadimos la chalota troceada junto con el ajo y el orégano Reducimos a calor medio y pochamos hasta que la chalota adquiera una textura tierna.
  3. Incorporamos la coliflor troceada y cocinamos alrededor de 4-5 minutos.
  4. Mientras lavamos, pelamos y troceamos las peras. Reservamos.
  5. Añadimos los copos de avena junto con las avellanas, la pera troceada, el agua, un poco de sal, la pimienta negra recién molida y all spice. Reducimos a calor medio bajo y dejamos hasta que la coliflor esté tierna. Nos puede llevar alrededor de 25 minutos.
  6. Retiramos del calor y procesamos con ayuda de una batidora o bien disponiendo los ingredientes en un procesador de alimentos.
  7. Añadimos el miso blanco y volvemos a procesar. Debemos obtener una crema muy suave y fina.
  8. Probamos y rectificamos de especias en caso de que sea necesario

NOTA: Tened cuidado al añadir la sal, os recomiendo añadir muy poquita cantidad. Hay que tener en cuenta que el miso blanco es bastante salado y podemos estropear la crema.

Servimos la crema de coliflor y pera.
  1. Repartimos la crema en boles o cuencos individuales.
  2. Decoramos con unos chips de pera, avellanas ligeramente majadas y cilantro finamente picado.
  3. Servimos enseguida.

NOTAS:

  • Esta crema de coliflor y pera es mejor consumirla caliente-templada, aunque podéis degustarla más fría si lo deseáis.
  • La pera que utilizo para elaborar la crema son peras de conferencia, estas me gustan mucho más que la pera de agua, por ejemplo. Poseen más sabor y una textura fantástica. Debéis utilizarlas en su punto justo de madurez para que aporten más sabor aún.
  • Si no os gustan las avellanas, unas almendras o anacardos pueden funcionar también muy bien con esta receta.
  • El miso blanco lo podéis sustituir por otro tipo de miso que os guste más, pero recordad que en cualquiera de los casos debéis añadirlo siempre al final de la cocción y una vez que hemos retirado la crema del calor. De este modo aseguramos que conserva todos sus beneficios en medida de lo posible.
  • Si no queréis utilizar mantequilla, podéis sustituirla por aceite de oliva u otro de origen vegetal.  Pero esta aporta sabores y matices muy interesantes.
  • Sé que algunos de vosotros no sois muy apasionados de la leche de coco, pero podéis variar esta por otra variedad de leche vegetal; almendras*, avellanas, anacardos, avena…
  • Aseguraos de deshidratar bien la pera para evitar que, al guardarla en un recipiente hermético, el posible resto de humedad estropee los chips.

* En el enlace os muestro cómo hacerla casera.

Esta crema de coliflor y pera con avellanas es realmente sorprendente y diferente. Su textura es muy cremosa y suave, la verdad que es de esas elaboraciones que no sabes bien como van a resultar y una vez que terminas la receta y la pruebas dices… ¡joe, qué buena!

Puesto que la primavera nos ha dado una tregua de calor estos días (por poco tiempo), aprovecharemos para disfrutar de este tipo de cremas antes de que llegue el calor de verdad y ¡solo nos apetezca comer gazpacho!

Un abrazo,
Eva

Crema de coliflor y pera con avellanas

relacionadas.

Comentarios