This post is also available in English

Ya iba siendo hora de preparar pasta para wonton casera, más que nada porque en casa nos gusta muchísimo este tipo de cocina y cuando salimos a comer fuera a restaurantes asiáticos, estos son de los platos imprescindibles. Mi hijo los adora, le chiflan, se puede comer toneladas de ellos… y cuando le dije que los iba a hacer en casa, ¡casi le da algo de la emoción!

La verdad que es una masa muy fácil de elaborar, me recuerda mucho a la receta de pasta casera, solo que con una harina más fina y añadido de agua. Bueno, solo hasta aquí, porque el proceso de amasado es mucho más laborioso. Es una masa que requiere mucho tiempo de amasado porque necesitamos obtener un gluten perfectamente desarrollado.

En este punto podemos encontrar similitud con la masa filo, la misma que elaboramos para hacer el strudel. Es imperativo obtener un gluten perfectamente desarrollado y una correcta hidratación de la masa. Aquí debemos tener presente un aspecto que, soy totalmente consciente, os repito una y otra vez. No todas las harinas se comportan de la misma forma y no todas tienen la misma capacidad de absorción.

Esto debemos grabárnoslo a fuego y tenerlo presente siempre. Por esa razón muchas veces os especifico un tipo de harina en concreto, eso es debido a que esa variedad de harina tiene unas características que funcionan muy bien para la elaboración que os indique en ese momento.

En este caso necesitamos una harina con una buena relación de elasticidad/extensibilidad para que nos permita estirarla, sin que se contraiga, hasta obtener un grosor muy fino. En mi caso he utilizado una T-45 pero una harina que sirva para elaborar hojaldre, o una harina panadera que sepamos que es extensible, también nos funcionarán muy bien.

Cómo hacer pasta para wonton

¿Qué diferencia hay entre la pasta de dumpling y wonton?

Pues la verdad que son prácticamente iguales salvo por un par de detalles. La masa de los dumpling es habitual elaborarla en ausencia de huevo, tan solo con agua, a diferencia de la pasta para los wonton que sí requiere un añadido de huevo. Además, la pasta de dumpling no necesita ser tan fina como la pasta que preparamos para los wonton.

Esas son las dos únicas diferencias que podemos encontrar entre ambas, quitando la forma que queramos darle o la manera de cocinarlos.

Origen del wonton.

El wonton, wantán o wontón es originario de la gastronomía China y se escribe húntún (餛飩). Se trata de un plato cantonés muy popular cuyo significado es “nubes rebosantes”, la definición no puede estar mejor elegida. Los rellenos pueden variar desde carne de cerdo, marisco, pescado o incluso verduras servidos en sopas, salsas picantes o fritos.

El resultado final de esta masa es muy sutil y delicado gracias a la delicadeza y reducido grosor que logramos en el proceso de estirado.

INGREDIENTES PARA 40-44 PIEZAS:

Receta adaptada e información de China Sichuan Food.

  • 300 g de harina de trigo panadera (he utilizado una T-45)
  • 80-95 g de agua
  • 2 huevos L
  • 1 cucharadita de sal
  • Maizena* para espolvorear

* Harina fina o almidón de maíz

ELABORACIÓN:

Mezclamos los ingredientes.
  1. En un bol mediano añadimos la harina, reservamos.
  2. En otro bol incorporamos los huevos junto con la sal y batimos.
  3. Vertemos los huevos sobre la harina y comenzamos a integrar con ayuda de un tenedor.
  4. Añadimos unos 50 g de agua de golpe y mezclamos, nos ayudaremos de las manos para amalgamar la masa.
  5. Pasamos a una superficie de trabajo limpia y comenzamos a amasar. Iremos añadiendo agua de manera gradual y a la vez que amasamos.
  6. Trabajaremos la masa hasta que sea homogénea, más o menos lisa y la harina se haya integrado por completo. Nos llevará alrededor de 8 minutos.
  7. Cubrimos con el propio bol y dejamos reposar durante 10 minutos.
Amasamos hasta desarrollar el gluten por completo.
  1. Seguimos trabajando la masa, amasaremos hasta obtener una textura completamente lisa y con un gluten desarrollado. Es una masa que requiere mucho tiempo de amasado, nos llevará alrededor de 10-12 minutos trabajarla.
  2. Si fuera necesario añadimos un poco más de agua a la masa. Recordad que la capacidad de absorción de cada harina es diferente.
  3. Una vez que esté bien desarrollada, introducimos en un bol ligeramente enharinado y cubrimos con film. Dejamos reposar durante 1 hora a temperatura ambiente.
Dividimos la masa, estiramos y plegamos.
  1. Sacamos la masa del bol y colocamos sobre una superficie ligeramente espolvoreada con Maizena. Con una rasqueta de metal o un cuchillo afilado, dividimos la pieza en dos partes y procedemos a estirarlas. Mientras que trabajamos una de ellas, cubrimos la otra con film para evitar que se encostre.
  2. Estiramos la masa con ayuda de un rodillo hasta dar un grosor de unos 3 mm aproximadamente.
  3. Espolvoreamos la superficie con Maizena y extendemos. Plegamos la masa como si cerrásemos un tríptico.
  4. Volvemos a espolvorear con un poco de Maizena y cubrimos con film.
  5. Repetimos el proceso con la otra pieza.
  6. Dejamos reposar durante 30 minutos a temperatura ambiente.

NOTAS:

  • Es necesario espolvorear la masa con maizena para evitar que se pegue consigo misma durante los tiempos de reposo.
  • Los tiempos de reposo son necesarios para favorecer que la masa se relaje. De este modo podremos estirarla muy fácilmente y sin que oponga resistencia.
Estiramos y cortamos.
  1. Espolvoreamos de nuevo la superficie de trabajo con Maizena y procedemos a estirar la masa.
  2. Abrimos los pliegues y damos forma rectangular con las manos.
  3. Comenzamos a estirar con el rodillo hasta obtener una lámina de masa de 1 mm de grosor aproximadamente. A medida que estiráis, comprobad de vez en cuando que la masa no se ha adherido a la superficie de trabajo. Levantad y en caso de que sea necesario, espolvorear un poco de Maizena.
  4. Con ayuda de un cortador de pizza cortamos los bordes para dar un tamaño uniforme a la masa.
  5. Cortamos cuadrados de unos 8 cm de lado.
  6. Espolvoreamos de nuevo con Maizena y extendemos, con delicadeza, por la superficie de la pasta. Apilamos los cuadrados de pasta wonton asegurando que tenga Maizena por ambos lados. Esto evitará que la masa se adhiera entre sí.
  7. Repetimos el proceso con la otra pieza de masa.
  8. Formamos paquetes de 10 láminas, cubrimos con film y refrigeramos hasta el momento de su uso.

CONSERVACIÓN: Podemos mantener la pasta de wonton refrigerada durante 2 días o congelada durante 1 mes.

Cómo hacer pasta para wonton

Bol azul Tokio Design de Claudia & Julia

NOTAS IMPORTANTES PARA OBTENER BUENOS RESULTADOS:

  • Trabajar con la hidratación adecuada que requiera nuestra harina. La cantidad de agua puede variar de 70-100 g de agua en total.
  • Dependiendo del tamaño de los huevos, podrá variar la cantidad final de agua. Por esa razón debemos añadir esta última poco a poco.
  • Trabajar muy bien la masa hasta obtener un completo desarrollo del gluten.
  • Respetar los tiempos de reposo, tanto para que las proteínas de la harina se hidraten (primer reposo) como para dar tiempo a que la masa se relaje tras cada amasado.
  • Cubrir siempre la masa tras amasarla para evitar que se encostre y se formen pequeñas placas duras en la superficie.
  • Estirar la masa lo suficiente como para lograr el grosor de un papel, esto nos garantizará un perfecto resultado final tras la cocción.

Cómo hacer pasta para wonton

Esta pasta de wonton pasará a formar parte de vuestro recetario, no me cabe la menor duda. Resulta muy versátil para trabajar con ella y podemos rellenarla y cocinarla de todo aquello que se nos pase por la cabeza. Si estáis acostumbrados a hacer pasta fresca en casa, no os costará mucho llevarla a cabo.

Eso sí, respetad los tiempos de reposo siempre. Estos son imprescindibles para que el gluten se relaje, tras haber trabajado la masa, y que nos permita estirarla sin que se contraiga. Siguiendo bien los pasos, todo el proceso irá sobre ruedas 😉

Dentro de poco sabremos donde destinar esta ¡deliciosa pasta wonton!

¡Feliz fin de semana!

Un abrazo,
Eva

Cómo hacer pasta para wonton

Contenido relacionado

Sobre el autor Ver todas las entradas Autor website

Eva

La cocina en general es un mundo que me apasiona. Poder combinar aromas, sabores y sorprender realizando una inesperada mezcla con ellos. Seguir la pista de intrigantes platos, hacían de cada receta un descubrimiento, una aventura, un viaje.
Si la cocina también es tu pasión, bienvenido a mi casa.

2 ComentariosDeja un comentario

Deja una respuesta

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *