Christmas Pudding {Especial Navidad Mrs Hudson}

Christmas Pudding {Especial Navidad Mrs Hudson}

Eva 21 Diciembre, 2015

Cada año que finaliza recapitulamos todo lo vivido en él y lo anotamos en nuestro cuaderno de bitácora, nuestra vida. Algunas de ellas quedarán en el olvido, pero la esencia perdurará en nosotros y nos enseñará a sobrevivir.

Personas nuevas que han llegado a nuestras vidas, otras que han dirigido su rumbo en camino opuesto al nuestro, experiencias increíbles, aprendizaje, sentimientos, emociones… todo ello va moldeando la persona que somos y que, aún, lo hará más a medida que pase el tiempo.

Hace casi 4 años que llegué a vuestras vidas, en muchos casos incluso menos tiempo pero no tiene mayor relevancia puesto que lo importante es habernos encontrado. Siempre he mostrado una pequeña parte de la mujer que dio vida al blog, ese personaje que pone “rostro” sin llegar a mostrarlo, que comparte conocimiento, tiempo y dedicación. Esa mujer que lo es todo en este pequeño rincón, Mrs Hudson.

*Música para acompañar el post.

Desde que comenzó este camino que, en un principio, iba a ser simplemente un proyecto personal en el que jamás pensé que iba a ser leída, visitada y querida por tantos de vosotros, nunca he dedicado un post especial al personaje que dio vida a este blog.

Muchos de vosotros ya me conocéis, ya sea de manera virtual, por mis talleres, las redes sociales o incluso en persona. Cuando tienes un trato más cercano y personal con la gente que te lee, llega un momento en el que esa cercanía se hace real y desaparece la barrera virtual, surge una toma de contacto y conocen la persona que hay detrás de estas horas de dedicación y escritura.

Aún recuerdo el primer taller presencial que impartí, cuando estaba allí muchos de mis alumnos no sabían que yo era quien lo impartiría, pensaban que era una alumna más. Al ver que Eva era “Mrs Hudson” muchos de ellos me miraban sorprendidos y a la vez apenados, esperaban una mujer inglesa, de avanzada edad, con una gran vida a sus espaldas y un conocimiento muy extenso en el mundo gastronómico. Esperaban una Julia Child y en su lugar estaba yo, una chica joven, con muchas ilusiones y proyectos pero desde luego muy lejos de esa figura clásica inglesa.

En absoluto es nada malo, de hecho aún recuerdo sus palabras cuando decían que les parecía mágico. Desde aquel día he tenido la gran suerte de oír esas mismas palabras en boca de diferentes personas y eso sin duda me llena de felicidad plena y absoluta. Un momento de magia es el camino perfecto para hacer nuestra vida más fácil y satisfactoria.

Christmas Pudding {Especial Navidad Mrs Hudson}
Christmas Pudding {Especial Navidad Mrs Hudson}

Por esa razón creo y considero que “Mrs Hudson” merece una presentación en sociedad especial, esa mujer que todo lector espera ver y que, aunque sepamos que queda en una dimensión diferente a la de la realidad, siempre existe y existirá en estas líneas.

Christmas Pudding {Especial Navidad Mrs Hudson}

Una mujer sencilla, humilde, pasa desapercibida sabiendo que puedes contar con ella cuando la necesitas. Siempre cuidando de los suyos y de su entorno, procurando allanar el camino para hacer el trayecto más fácil. Elegante y detallista, buscando siempre la manera de dibujar sonrisas en el rostro de quien ama. Su finalidad en la vida es disfrutar del camino, dejando a un lado el hecho de alcanzar metas como señal de felicidad, llegarán y nos harán saber que el camino que hemos tomado es el correcto.
Aprender y compartir es la mejor cualidad que se nos ha podido dar.

Christmas Pudding {Especial Navidad Mrs Hudson}

Así puedo describirla, me siento unida a este personaje y casi podría decir que es parte de la familia. Gracias a ella he vivido momentos espléndidos que jamás pensé que pudieran cruzarse en mi camino, puedo despertarme cada día disfrutando de lo que más me gusta hacer y soy feliz con ello a pesar de las tormentas que acechan de vez en cuando. Quizás esos nubarrones son los que nos ayudan a no bajar la guardia y mantenernos alerta sabiendo que lo que hacemos está bien.

La mejor receta que podría venir de su mano es aquella que lleva años de tradición, Christmas Pudding.

Esta dulce forma parte de la cena de Navidad, especialmente en Gran Bretaña. Sus orígenes datan de la de la década de 1420 y no como se dice en un popular mito en el año 1714, en el que el rey Jorge I (conocido como el Rey del Pudding) pidió para su primera cena de Navidad que se sirviera en el banquete.
Se le conoce como pudín de ciruela a pesar de no contener ciruelas. La razón es que en la época pre-victoriana se denominaba ciruelas a las pasas.

No fue hasta el año 1747 cuando la cocinera Eliza Acton se refirió por primera vez a este pudín como Christmas Pudding en su libro de cocina.

El verdadero origen de este pudding no surgió como dulce sino como método de conservación de la carne a final de temporada. Debido a la escasez de forraje, el excedente de ganado debía ser sacrificado en otoño, por esa razón se conservaba el excedente de carne junto con las frutas secas que actuaban como conservante. De aquí nacieron también los famosos “minces pies“.

Según la tradición el Christmas Pudding debe hacerse el día 25 después del domingo de Trinidad (este año ha caído en 31 de mayo) aunque actualmente se elabora 4-5 semanas antes de Navidad. Su elaboración debe constar de 13 ingredientes que representan a Cristo y los 12 apóstoles. Una vez integrados los ingredientes, cada miembro de la familia debe remover la mezcla de pudding en dirección de este a oeste para honrar a los Reyes Magos e indicarles la dirección correcta en su supuesto viaje.

Su elaboración consta de muchos frutos secos junto con frutas deshidratadas (ambos considerados ingredientes de lujo junto con algunas especias), se consiguen mantener unidos gracias al huevo y suet (sebo de ternera o cordero) y se humedecen con melaza, miel o azúcares oscuros. Es aderezado con especias y, gracias a su elevado contenido en alcohol, puede conservarse durante meses en perfecto estado sin que las frutas se echen a perder.
Es una receta que pasa de generación en generación de modo que cada casa tiene su manera de elaborarla haciéndola aún más especial.

Antes del s. XIX, el pudding solía hervirse en una tela especial para pudín y se presentaba en un cuenco. La moda de la época victoriana era la aparición de un recipiente especial para cocer al vapor este pudding y, una vez terminada, decorarlo con una ramita de acebo.

Se trata de un proceso largo, de cocción lenta que permita que se pueda dar la reacción de Maillard y dejarnos ese color tostado intenso tan característico de esta elaboración. Por supuesto puede acelerarse el proceso en una olla rápida, pero considero que un proceso pausado mejorará mucho el sabor y aroma final.

En la mesa se rocía con brandy y se prende para flamearlo. El acompañamiento puede ser muy surtido; desde crema, crema al limón, mantequilla de ron, mantequilla de brandy (la que os mostraré en la receta), helado… o sencillamente decorado con un poco de azúcar glas.

La Navidad se rodea de tradición y es maravilloso poder conocer, no solo la nuestra, sino también la que nos rodea.

Espero que os animéis a disfrutar de ella en la mejor compañía.

Saludos,
Eva {Mrs Hudson}

Christmas Pudding {Especial Navidad Mrs Hudson}

INGREDIENTES PARA UN PUDDING DE 1,200 KG APROX:

Receta de Sweet Paul Magazine del libro “A Year in the Life of Downton Abbey

PARA EL CHRISTMAS PUDDING:

  • 50 g de miga de pan troceada
  • 65 g de harina floja Shipton Mill
  • 70 g de manteca de cerdo ibérica
  • 2 huevos L
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1 clavo de olor machacado
  • 1/4 cucharadita de pimienta recién molida
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada
  • ralladura de una naranja
  • ralladura de un limón
  • 210 g de pasas sin pepitas
  • 180 g de pasas doradas
  • 75 g de orejones troceados
  • 60 g de almendra laminada
  • 1 manzana rallada, 150 g aprox.
  • 145 g de azúcar moscobado oscuro
  • 160 g de cerveza Guinness o Stout
  • 30 g de brandy o ron + 2 cucharadas
  • mantequilla para engrasar el molde

PARA LA MANTEQUILLA DE BRANDY:

  • 170 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 120 g de azúcar glas
  • 1/4 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 cucharadas de Brandy 

ELABORACIÓN:

Primer día

En un bol amplio añadimos todos los ingredientes secos; las frutas deshidratadas, la almendra, la miga de pan, la harina, especias y azúcar moscabado.

Troceamos la manteca en trocitos pequeños e incorporamos a la mezcla junto con las ralladuras de limón y naranja.

Lavamos, secamos y retiramos la piel a la manzana. Rallamos la manzana y añadimos a la mezcla.

En un bol más pequeño añadimos los huevos junto con la cerveza y los 30 g de brandy, mezclamos con ayuda de unas varillas hasta homogeneizar por completo. Vertemos sobre la mezcla de frutos y, con ayuda de una espátula de silicona, mezclamos con suavidad y movimientos envolventes hasta que todos los ingredientes estén bien combinados.

Cubrimos con film y dejamos reposar toda la noche a temperatura ambiente, de este modo los sabores se mezclarán y potenciarán más.

Segundo día

Al día siguiente prepararemos nuestro pudding para una lenta y larga cocción.

Engrasamos nuestro molde para pudding, también nos puede valer una flanera con capacidad para 1,200 l ó un poquito más, con mantequilla de manera generosa.

Christmas Pudding {Especial Navidad Mrs Hudson}
Mantequera de L.Tellier de Claudia&Julia

Cortamos un círculo de papel de hornear para la base, de este modo nos garantizamos que al desmoldarlo no se quebrará, y lo colocamos.

Volcamos toda la mezcla en el molde y presionamos con ayuda de una cuchara procurando alisar toda la superficie. Tapamos bien el molde, en caso de que disponga de tapa lo cerraremos y, además, cubriremos con papel de aluminio toda la parte superior para garantizarnos que no se filtre nada de agua.

En caso de no disponer de tapadera el recipiente, cubriremos con film y además con papel de aluminio que reforzaremos atando alrededor con hilo de cocinar (los que utilizamos para hacer redondo de ternera, por ejemplo, en casa). Debemos asegurarnos que no entre nada de agua durante la cocción.

Preparamos una olla grande, debe caber en su interior en recipiente o molde utilizado para cocinarlo al baño maria. Llenamos con agua asegurándonos de que llega a la mitad del reciente sin llegar al borde, colocamos a calor medio bajo, cubrimos con la tapadera y dejamos durante 8 horas.

¿Qué ocurre si mi molde no es de metal y es de cerámica?

En caso de que nuestro molde no sea metálico, una manera de garantizarnos que no se rajará con la cocción es colocando en la base un aro metálico pequeño de pastelería o un cortador y sobre este el molde. De esta manera nos aseguramos que el molde no se romperá 😉

Cada cierto tiempo tendremos que observar como se encuentra el nivel de agua, porque reducirá. Siempre que tengamos que añadir agua a la olla, esta deberá estar hirviendo.

¿Cómo hago para poder tener la cocción durante 8 horas si tengo que salir a hacer pequeños recados?

Fácil, no os preocupéis. Es normal que a lo largo del día tengamos que salir a comprar, a recoger a los niños al colegio… podéis hacerlo sin mayor preocupación.

Cada vez que tengáis que salir de casa, aseguraos antes de que el nivel de agua sea adecuado para que no de tiempo a que evapore y reducir el calor. En una escala de 1-9, si es una vitro o inducción, dejarlo en 2. Cuando volváis, lo subís de nuevo a 4.

Una vez que haya transcurrido el tiempo de cocción, sacaremos el molde de la olla. Necesitaremos utilizar unos guantes de cocina gruesos que nos garanticen que en caso de que nos traspase algo de agua, esta no nos queme.

colocamos sobre una rejilla y dejamos enfriar completamente sin abrir. Una vez que haya enfriado, retiramos todo lo que cubre el pudding y disponemos las dos cucharadas de brandy sobre él. Tapamos de nuevo y guardamos en un lugar fresco y oscuro hasta el día que lo vayamos a consumir.

Llegado el día de la degustación…

El mismo día que vayamos a consumirlo debemos colocarlo al baño maría de nuevo. Lo haremos del mismo modo que hicimos la primera vez pero en esta ocasión será solo por un periodo de 2 horas.

Mientras preparamos la mantequilla de Brandy.

A la hora de elaborar la mantequilla podemos utilizar una comprada o bien elaborarla en casa. si os animáis por hacerla casera podéis ver como elaborarla en este post.

En un bol añadimos la mantequilla junto con el azúcar glas y mezclamos con ayudas de unas varillas, debemos obtener una mezcla suave y blanquecina. Una vez que esté en este punto añadimos la vainilla junto con el Brandy, mezclamos de nuevo hasta homogeneizar.

Pasamos la mantequilla a un recipiente donde la vayamos a presentar y guardamos en el frigorífico hasta el momento de servir.

Volvemos con el pudding…

Pasado el tiempo de cocción, sacamos del agua el molde y dejamos atemperar ligeramente antes de abrir.

Desmoldamos con mucho cuidado sobre el plato o fuente que lo vayamos a presentar. Colocamos la ramita de acebo, muy tradicional en la presentación de este plato, vertemos sobre él 3-4 cucharadas de brandy, previamente calentado, y prendemos.

Para servirlo lo acompañaremos de un poco de mantequilla de brandy muy fría, aunque podemos sustituirla si lo preferimos por un poco de clotted cream, crème fraîche… o sencillamente disfrutarlo al natural.

¡Feliz Navidad!

Christmas Pudding {Especial Navidad Mrs Hudson}
Christmas Pudding {Especial Navidad Mrs Hudson}
Christmas Pudding {Especial Navidad Mrs Hudson}
Christmas Pudding {Especial Navidad Mrs Hudson}
Christmas Pudding {Especial Navidad Mrs Hudson}
Christmas Pudding {Especial Navidad Mrs Hudson}
Christmas Pudding {Especial Navidad Mrs Hudson}
Christmas Pudding {Especial Navidad Mrs Hudson}
Christmas Pudding {Especial Navidad Mrs Hudson}
Christmas Pudding {Especial Navidad Mrs Hudson}
Christmas Pudding {Especial Navidad Mrs Hudson}

Quiero agradecer inmensamente a Sastrería Cornejo el vestuario de época, especialmente a Nacho Cornejo, con el que he cumplido uno de mis mayores sueños. Y por supuesto a ti, Susana, hermana querida que has hecho que esto sea posible 😉

relacionadas.

Cuento de Navidad: Sticky Toffee Pudding

Cuento de Navidad: Sticky Toffee Pudding

NAVIDAD DEL PASADO Finaliza otro año, con la consiguiente recapitulación de todo lo que hemos hecho en el. Todas nuestras experiencias, momentos vividos con alegría, tristeza, lágrimas de emoción y otras de...

Eva 23 Diciembre, 2013

Comentarios