Buenas días, ¿ qué tal la semana ?. Me imagino que fenomenal teniendo en cuenta que  ya llegamos al fin de semana y tendremos unos días de descanso y disfrute.
Hoy os traigo una receta de las que podríamos llamar “clásicas” pero no por ello menos llamativa. Se trata de un bollo que recuerda mucho al brioche, muy esponjoso. Admite ingredientes a nuestro gusto si no somos adeptos de la crema pastelera, como chocolate, frutas confitadas o lo cualquier ingrediente con el que nos atrevamos a experimentar.
Yo me he decantado por la crema ya que es suave, le da un toque ligeramente dulce y en mi caso tengo asegurada la aceptación .
Ya tengo preparado un pequeño brunch para recibir unos amigos a media mañana, nos lo tomaremos a vuestra salud.

Saludos,
Mrs Hudson.

Ingredientes:

  • 175 gr de harina de fuerza
  • 200 gr de harina de repostería
  • 15 gr de levadura fresca
  • 50 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 50 gr de azúcar granulado
  • 1 huevo
  • 100 gr de yogur natural azucarado
  • 50 ml de leche
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de Golden Syrup (azúcar invertido) o miel
  • 1 huevo para pintar

 

Crema pastelera:

  • 500 ml de leche
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla o 1 vaina abierta de vainilla
  • 4 yemas de huevo
  • 120 gr de azúcar granulado
  • 3 cucharadas de harina
  • 3 cucharadas de maicena

 

Elaboración:

Tamizamos la harina en un bol amplio.

Templamos la leche y le incorporamos la vainilla, el golden syrup ( o la miel ) y la levadura fresca. Removemos para disolver los ingredientes y tapamos con un film de plástico para que fermente.

Dejamos reposar 5 minutos.

En el bol de la harina incorporamos el huevo, el yogur, el azúcar y la mantequilla a temperatura ambiente.

Mezclamos con las manos hasta incorporar los ingredientes. Nos quedarán como una masa con “migajas gordas”.

Añadimos la leche con la levadura y mezclamos bien con las manos.

Nos quedará una masa muy pegajosa. Trabajamos la masa para que vaya tomando consistencia.

Al principio hay que elevar la masa y “golpear” contra la superficie de trabajo, plegamos y repetimos la operación durante 3 minutos.

Podéis utilizar la técnica de Richard Bertinet que aunque no es sencilla y menos cuando comenzamos a elaborar masas de este tipo, es muy útil para trabajarla y para no añadir harina de más a nuestras masas.

Una vez hayamos trabajado un poco la masa con la técnica anterior, espolvoreamos con un poco de harina la superficie de trabajo y amasamos.

Formando una bola plegamos la parte superior sobre si mismo y arrastramos con la base de la mano hacia adelante, volteamos 90º y repetimos la operación.

Podréis ver unas imágenes de esta técnica aquí.

Trabajamos la masa durante unos minutos hasta obtener una textura suave y elástica. Es importante trabajar la masa ya que así desarrollamos el gluten que es quien hará que nuestra masa sea elástica.

Cubrimos con un poco de aceite de girasol y tapamos con un film de plástico.

Dejamos reposar alrededor de 2 horas, que es el tiempo que tardará en duplicar su tamaño.

Elaboramos la crema pastelera.

En un cazo ponemos a hervir la leche con la vainilla hasta llevarla a ebullición.

Por otro lado, en un bol batimos las yemas junto con el azúcar, la maicena y la harina tamizadas. Removemos bien los ingredientes.

Una vez la leche haya hervido, incorporamos un poco (con la ayuda de un colador para evitar que se cuele nata o semillas de la vainilla) a la mezcla de yemas y mezclamos bien para intentar evitar grumos.

Incorporamos el resto de la leche y volvemos a mezclar bien.

Colocamos el cazo en el fuego para llevar nuevamente a ebullición sin dejar de remover.

Una vez llegue a hervir, dejamos durante 1 minuto más, siempre removiendo.

Retiramos del fuego y la extendemos sobre una bandeja para que se enfrie.

Colocamos sobre ella film transparente para evitar que se forme encima una capa que le da aspecto de “costra”. Reservamos.

Engrasamos el molde donde vayamos a colocar nuestro Chinois y espolvoreamos con harina.

Pasado ese tiempo cogemos la masa y la desgasificamos.

Trabajamos un poco con la técnica de voltear 90º y plegar, y la estiramos con un rodillo dejándola de forma rectangular. Ha de medir aproximadamente 40×30 cm.

Extendemos la crema pastelera por la superficie y lo enrollamos como si quisiéramos hacer un brazo de gitano.

Basta con empujar suavemente por la parte más cercana a nosotros y se plegará solo.

Cortamos en porciones con un grosor que abarque 3 dedos y colocamos sobre nuestro molde.

Dejamos reposar cubriendo con un paño hasta que duplique su tamaño. Nos llevará aproximadamente otras 2 horas.

Pintamos con huevo batido.

Precalentamos el horno a 200º C e introducimos durante 40 minutos , siempre dependiendo de nuestro horno.

Es un bollo que se dora rápidamente por lo que cuando veamos que ya ha tomado color lo cubrimos con papel de aluminio hasta terminar la cocción.

Al sacar dejamos enfriar antes de degustar.

En mi caso he utilizado un molde desmontable. Esto os facilitará a la hora de desmoldar el bollo y dejarlo enfriar.

Por último si queréis podéis pintar el Chinois con un poco de brillo.

Para hacerlo tenéis que incorporar en un vaso 2 cucharadas de mermelada de albaricoque o melocotón y 2 cucharadas de agua.

Dais un golpe de calor en el microondas y removéis bien.

Ya solo queda pintar el bollo y …a saborear cada bocado esponjoso!


Contenido relacionado

Sobre el autor Ver todas las entradas Autor website

Eva

La cocina en general es un mundo que me apasiona. Poder combinar aromas, sabores y sorprender realizando una inesperada mezcla con ellos. Seguir la pista de intrigantes platos, hacían de cada receta un descubrimiento, una aventura, un viaje.
Si la cocina también es tu pasión, bienvenido a mi casa.

7 ComentariosDeja un comentario

    • Buenos días Sara brownie!
      No hay de que, encantada de poder ayudarte. Te animo a que lo pruebes porque está buenísimo!!
      Ya me contarás ;D
      Besos!

  • Me despierto (chinois) desayuno (chinois) salgo a pasear (chinois) me ducho (chinois) ceno (chinois) duermo (chinois) sueño (¡chinois!).

    PD: Quiero Chinois.

  • Hola Eva, buenas tardes. enhorabuena por tu blog, es IMPRESIONANTE…!!!,
    mi consulta es la siguiente, como hago para hornearlo para desayunar, hago las dos fermentaciones y a la nevera…??? si me puedes dar pautas te lo agradezco,
    muchas gracias, un saludo.
    jorge.

    • ¡Hola Jorge!

      Muchas gracias, me alegra mucho que te guste lo que comparto con vosotros 😉

      Este tipo de bollos aguantan muy bien de un día para otro si los guardamos, una vez frío, en una bolsa grande con zip. Pero si lo que prefieres es hornearlo temprano puedes hacer la primera fermentación en frío (nada más introducir la masa en el tupper lo guardas en la nevera). A la mañana siguiente sacas la masa y atemperas durante unos 40-60 minutos. Formas, realizas la segunda fermentación y horneas.

      Sinceramente nunca he realizado la segunda fermentación de este tipo de masas en frío. La primera muchas veces, pero la segunda solo en pan. Al llevar levadura y no masa madre es más fácil controlar las fermentaciones y que no se nos sobrefermente la masa, pero no te puedo decir con seguridad cómo resultaría.
      En principio, si haces la primera fermentación tal y cómo se explica en la receta (a temperatura ambiente), divides, formas y metes de seguido en el frío bien tapado, es probable que aguante bien hasta la mañana siguiente. Este paso deberías hacerlo por la tarde noche para que no supere las 8-10 horas en frío. Pero solo te hablo desde un planteamiento que no he probado y no te puedo garantizar, aunque debería ir bien.

      Espero haberte ayudado 😉

      Saludos!

Deja una respuesta

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *