Mira que dijimos que íbamos a descansar durante esos 4 días…pero no hay manera!
Siempre tenemos que tener algo entre manos y más que dejarnos tiempo libre cuando estamos en casa, nos ponemos con la cámara al hombro.

Hemos disfrutado de estas mini vacaciones mucho, saliendo un poco y dejando que cocinen por nosotros, haciendo cosas en casa (nos gusta mucho jugar a juegos de mesa, es una de las grandes aficiones, hobbies…de Mr Hudson) y dejando pequeños momentos para el sofá…pero muy pocos, porque nos podían las ganas de volver a rodar que el estar sin “hacer nada”.
Por lo que volvemos a ponernos en escena, esta vez con unos bollos que todos hemos tomado en más de una ocasión ya que forman parte del escaparate de todas las pastelerías, las napolitanas.
A pesar de llevar este nombre, no queda claro que su origen se napolitano, ya que en la mayoría de los idiomas es conocido como “pain au chocolat”.
Elaborados con la misma masa que los croissants, el hojaldre, se cree que asienta sus raíces en tierras francesas.
Tradicionalmente rellenas de crema y decoradas con almendras, han sufrido una evolución  positiva como la mayoría de los productos elaborados en el mundo de la repostería, la cual nos permite disfrutar de varios sabores y combinaciones teniendo como punto de partida nuestra imaginación…
Comenzamos con una base que admite gran variedad de rellenos, tanto dulce como salado, solo debemos pensar que es lo que nos gustaría y plasmarlo en nuestra mesa.
Soy gran “fan” del chocolate en todas sus versiones, al igual que de la fruta en todas sus variedades, por lo que me es muy difícil no añadir alguna combinación que contenga ambos.
En este caso la napolitana Black Forest.
Para mi gusto…espectacular!! me ha encantado, sin embargo Mr Hudson que en cuanto a sabores suele ser algo más clásico, le han fascinado las de crema.

Todo queda en nuestros gustos personales y preferencias en cuanto a paladares, porque de como elaborarlas y que podáis disfrutar de ellas en casa, ya me encargo yo.

Deseamos que disfrutéis, aprendáis y sobretodo que os animéis con esta clásica receta que dará lugar a un maravilloso desayuno o  una magnífica merienda.

Saludos,
Mr & Mrs Hudson.

Continue reading


Parece que le hemos cogido gusto a esto de realizar videos, disfrutamos con ello y pasamos muy buenos ratos juntos.
Además… ¡qué nos encanta poder compartirlo con todos vosotros!
Aún sigo con algo de temor a la cámara…no se que me pasa, en mi día a día hago las cosas normal, bien y cuando me plantan una cámara delante parece que se me olvida como tenía que hacerlas y no hago nada más que dudar…en fin, espero coger algo más de soltura para los próximos y futuros “Baking-Of”.

Hoy os mostramos como elaborar un pan Challah.
Os dejamos un video en el que podréis ver el proceso para realizar este pan y a continuación encontraréis toda la elaboración escrita en 2 formatos, para hacerlo de manera manual o bien con amasadora.
Siempre que os sea posible, realizar todo aquello que podáis a mano.
Sentir la textura de la harina, la masa, formar parte de su proceso y trabajar con ella, para obtener un bocado digno de los dioses!

Este pan es de origen judío, por costumbre suelen consumirlo la noche del viernes y las dos siguientes comidas del sábado (sabbath en la cultura hebrea) además de los días de vacaciones.
Respetando la regla judía de alimentación llamada Kasherut, el Challah nunca contendrá leche o mantequilla ya que dicha regla específica que no se pueden mezclar lácteos con carne, y a menudo el Challah es usado para dicho fin.

En nuestro caso, y rompiendo esta tradición judía, hemos elaborado el pan cambiando 2 ingredientes; leche por agua y aceite vegetal por mantequilla.
Sé que tras este cambio no se podría decir que sea un propio pan Challah y se aproximaría más a lo que normalemente conocemos como brioche, pero personalmente el resultado final me gusta mucho más, por lo que os muestro esta forma de hacerlo aunque vosotros podéis elaborar la receta original sustituyendo las mismas cantidades por los ingredientes anteriormente nombrados.

Antes de consumir dicho pan los judíos lo bendicen ya que conmemora el maná que cayo del cielo durante los 40 años que los israelitas vagaron por el desierto después del Éxodo de Egipto. El nombre de maná es el nombre bíblico que recibe el supuesto alimento que caía del cielo.

También se llama Challah a una pequeña porción de masa que se separa antes de elaborar la trenza, fruto de practicar una ley judía: hay que desechar una pequeña porción de masa que en tiempos bíblicos se reservaba como un impuesto para el sacerdocio judío,un diezmo para el Kohen.
Como la Biblia no especificaba que cantidad separar los rabinos llegaron a un acuerdo: los particulares deberían separar un 1/24 de masa mientras que los profesionales panaderos 1/48. Actualmente aún hay quien sigue este ritual pero la parte separada es desechada.
En año nuevo los Challah suelen ser en forma de espiral, cosa que simboliza el ciclo del año.
A veces, la parte superior se pinta con miel en honor del “año nuevo dulce”.
De acuerdo a la ley judía y la práctica, la salazón Jalá es un componente crítico de Hamotzi, la bendición sobre el pan.
La sal ha desempeñado siempre un papel indispensable en la vida judía y el ritual que se remonta a los tiempos bíblicos del antiguo Israel. Con grandes cantidades situadas en la región del Mar Muerto de la tierra histórica del pueblo judío, la sal era considerada la más esencial y común de todos los elementos, el cual no podía faltar tampoco en este pan.

Infinidad de costumbres, creencias y maneras de disfrutar y contemplar nuestros días, haciéndolos saludables y enriqueciéndolos gastronómicamente con sabores y texturas como las que nos brinda este pan.
Queríamos hacer llegar este maravillosa variedad y su história a vuestros hogares, para que podáis disfrutarlos de la manera que más os guste.

Saludos,
Mr & Mrs Hudson.

Continue reading


Buenas tardes, hoy tenemos una sorpresa para todos vosotros. Estoy muy ilusionada a la vez que nerviosa, ya que todo esto es nuevo para nosotros.

Estrenamos una nueva faceta en Bake-Street, a partir de este momento, disfrutaremos de videos en los que enseñaremos como realizar algunas recetas o simplemente lo que nos inspira.

La edición de videos era un mundo por descubrir para Mr Hudson y para mi, hemos puesto toda nuestra ilusión y esfuerzo, aunque queda mucho camino por mejorar, esperamos que os sirva como apoyo.

Es nuestra primera creación visual, nuestra intención es aclarar ciertas dudas, en este caso de la elaboración de los macarons, ya que muchos de vosotros me preguntabais acerca de ellos.

Como podéis imaginar, es la primera vez que me pongo frente a una cámara en la que tras ella ibais a estar todos vosotros. He sido un manojo de nervios, y me falta cierta soltura ya que la cámara podía conmigo…a pesar de que en ese momento estábamos solos Mr Hudson y yo.

Me es difícil expresar la acumulación de emociones que llevo dentro, aunque son todas buenas. Esperamos que os guste y que disfrutéis de el tanto como lo hemos hecho nosotros.

Muchas gracias por estar siempre ahí.

Saludos,
Mr & Mrs Hudson.


Continue reading