Hoy venimos con una receta refrescante y de temporada, hay que aprovechar mientras se pueda ya que esta fruta tiene un duración muy breve.

Si eso es, repetimos ingrediente pero es que es tan sumamente delicioso que no podía dejar pasar un helado sin el!
Hay que disfrutarlo en todas sus versiones y esta además de refrescarnos el paladar es absolutamente deliciosa.

Los ingredientes principales de hoy son 3; mascarpone, miel e higos.
Me cuesta expresar con palabras el resultado porque me ha robado todas…es fantástico!!
Su textura es muy cremosa, las notas de miel son perceptibles al saborearlo y el acompañamiento de higos le otorga el toque final que hace que sea un helado realmente delicioso.

En mi primera receta de helado os comencé a contar un poco sobre el origen de este, pero su evolución ha sido tan extensa que hoy continuaremos un poco con su história.
Durante la Edad Media en las cortes árabes, se servían productos azucarados con frutas y especias enfriado con hielo de las montañas, a la cual se le llamaba “charbet” o “sherbet”, palabra que al llegar a Turquía pasó a ser “chorbet” de la cual tiene su origen la palabra “sorbete”.

En China en el año 618-697 a.C., el emperador Tang tenía un método para utilizar mezclas de hielo con leche, el cual pasó a la India, Persia y después a Grecia y Roma.
Fue en Italia, en la Baja Edad Media, cuando el helado toma gran protagonismo gracias a Marco Polo quien tras su viajes a Oriente trajo cientos de recetas utilizadas durantes cientos de años en Asia, las cuales tuvieron una maravillosa aceptación en las cortes italianas.

Poco a poco fue evolucionado su expansión, al igual que los ingredientes utilizados, por ejemplo fue en Francia donde se introdujo por primera vez el huevo.
En el año 1660 el siciliano Francisco Procope, abrió en París un establecimiento llamado “Cafe Procope”, el cual alcanzó gran fama gracias a sus helados.
Por lo que podríamos considerar que esta sería la primera heladería que existió.
En 1913 se inventó la primera máquina para elaborar helados, ya que hasta el momento se elaboraban a mano introduciendo un balde (recipiente) rodeado de hielo, agua y sal para evitar que la mezcla se congelaran durante el batido.

A veces cuesta creer como han llegado a nuestros días recetas tan exquisitas como lo es un helado, su evolución ha tenido un largo recorrido, pero el resultado final merece la pena.
Hoy os dejamos esta variedad y esperamos que lo disfrutéis en estas tardes de verano.

Saludos,
Mrs Hudson.

 

Continue reading


¿Recordáis que os comenté que traería muchas recetas chocolateadas?
Pues no era broma!! Con la cantidad de maneras que hay de disfrutar del chocolate y otras cuantas que os pienso dejar.

Hoy traemos un cheesecake, ideal para los días de calor ya que podemos tenerla refrigerada, mucho más ligera que otro tipo de dulces y además acompañada de una de las frutas que ya empieza a tomar presencia, las cerezas.
¿Qué más podemos pedir a parte de otra ración?
Es una maravilla, su sabor, su textura, su presentación…enamora cuando la ves y caes rendida a sus pies cuando la pruebas.

Por eso los cheesecakes son uno de mis postres preferidos, puedes disfrutarlos en cualquier época del año ya que podemos ajustarla en cuanto a temperatura, admiten gran diversidad  de ingredientes y además están deliciosas!

Su ingrediente principal la cereza también conocida como guinda, hasta el S. I a.C, tenía su cultivo limitado entre el mar Negro y el mar Caspio.
Tras la conquista de Kerasus por los romanos en el año 67 a. C., el general Lucio Licinio Lúculo llevó 74 ejemplares a la ciudad de Roma lugar donde comenzó su expansión gracias a las migraciones.
Kerasos fue renombrada tras su conquista a “Kerasun” y más tarde a “Cerasus”. De aquí toma el nombre que recibiría en latín, el cual dará lugar a “Cereza”.

Hoy en día podemos disfrutar de un maravilloso paisaje en el Valle del Jerte, famoso por sus cerezas, también denominadas picotas, y lugar digno de visitar cuando sus árboles están en flor.

Es de agradecer que viajaran desde países vecinos, ya que es una de las frutas más deliciosas que nos recibe en primavera.
Hay que aprovechar su temporada y disfrutarla de todas las maneras posibles, hoy os dejo una de ellas.

Saludos,
Mrs Hudson.

 

Continue reading


Después de tantos días de descanso y ocio parece que cuesta un poco volver a la carga, cada vez se hace más de rogar el verano con esas deseadas vacaciones! A pesar de ser pocos días, reconfortan muchísimo. Por eso hoy vengo con unos bocaditos que harán que vuestro día vaya sobre ruedas!

Como he tenido muchos días he podido trastear de nuevo en la cocina, cosa que me encanta. No sé muy bien como, una mañana me llegó esta idea, la cual tuve que poner en marcha según se me ocurrió porque estaba deseando probarla!
Por lo que la receta de hoy es otra de esas “invenciones” que ha tenido buenos resultados.

La receta de la masa de galleta con la que las he elaborado ya la conocéis. Esta masa la utilice para realizar las espirales de dátiles y arándanos rojos, me encantó tanto el sabor como la textura, es realmente una maravilla.
Donde he introducido la novedad es en el relleno.

He elaborado una mermelada de pepino, se que la primera impresión que tendréis es… – ¿pero y eso está bueno?, ¿de pepino…? – .
Por muy raro que pueda sonar, creedme que está increíblemente deliciosa, además de ser diferente a otras mermeladas.
La textura final recuerda ligeramente al cabello de angel, aunque no tiene nada que ver.
Una de las cosas que más me gusta además de su sabor, es su aspecto.
Me encanta ver pequeñas semillitas de vainilla…he de reconocer que me enamoro en cuanto la vi.
Tengo una debilidad especial con las mermeladas, en casa siempre tomamos mermeladas caseras por lo que me encanta probar todo aquello que está fuera de lo común.

Un poco a saber acerca de nuestro ingrediente principal, además de ser una potente fuente hidratante para nuestra piel y rica en vitaminas B y C, es que tiene su origen en la India y se cultiva hace más de 3000 años.

Aunque se decía que ya formaba parte de la gastronomía griega, con el nombre de “sikuos”, y romana, en realidad se trata de una confusión con otra cucurbitácea.
La presencia de los pepinos al este y al noreste del Mar Mediterráneo no se produciría hasta el S. VI o VII de nuestra era.
Fuentes árabes medievales sitúan el pepino en España hacia el S. IX, en Túnez en el S. X y en Italia en el S. XI.
Fueron los españoles quienes lo llevaron a América.
Por lo que además de disfrutar de un dulce bocado, aportaremos vitaminas buenas para nuestra piel.

Como toque final, un glaseado que puede recordar ligeramente a un cocktail.
Personalmente, el vodka no es uno de mis licores preferidos, por no decir que no me gusta nada, pero puedo aseguraros que no notaréis su sabor.
Le dará un toque diferente y refrescante, el cual está fuertemente apoyado por la lima y la menta.

El conjunto es un bocadito tierno, delicioso, refrescante…y adictivo.
No soy capaz de comerme uno solo, te deja un suave sabor que hace que para corroborarlo tengas que saborear otro. Ya me contaréis si os encontráis en la misma situación que yo, feliz comienzo de semana!

Saludos,
Mrs Hudson.

Continue reading



Como van pasando los días y cuanto vamos disfrutando a medida que lo hacen. Hoy traemos un brioche pero con un aspecto menos habitual, esta vez tomará forma de torta para ser la base de nuestra tarta brioche.

¿Cómo lo hemos acompañado? Con una suave crema pastelera, cubierto de una deliciosa mermelada de moras (si puede ser casera, mucho mejor) y finalmente con unos delicados kumquats confitados.
Llevaba mucho tiempo queriendo hacerlos, los veía por todas partes y cuanto más los veía mayor eran mis ganas por elaborarlos. Por lo que la otra tarde me decidí a probarlos…buenísimos, pero buenísimos de verdad.
Llama la atención que una fruta tan pequeña, cuya mayor parte es piel y pipas, pueda convertirse en una verdadera delicia.

Los kumquats o también conocidos como; naranjas enanas, quinotos o naranjas chinas, tienen sus orígenes en China cuyo nombre proviene del cantonés el cual significa “naranja dorada”.
No se le conoce en estado silvestre, en Japón hay registros de su cultivo desde el S. XII, llegando a ser un cultivo asentado en el S. XVIII.
Las primeras referencias en Europa datan de 1646, cuando fueron descritos por misioneros portugueses que los habían conocido en China.
No fueron importados hasta mediados del S. XIX, cuando el coleccionista Robert Fortune llevó los primeros ejemplares al Reino Unido y luego a Estados Unidos.

Se consume como fruta fresca, en otras especies la pulpa es demasiado ácida, y se come sólo la piel (se conocen 4 especies).
Es más frecuente elaborarlos en almíbar, cuya preparación es un postre típico de la cocina de Hong Kong.
También se preparan como encurtidos, mermeladas, chutneys, licores o incluso se conservan en sal, obteniendo una fruta reducida y arrugada que se emplea como medicina para los dolores de garganta o como antitusivo.
Una fruta con muchas propiedades que merece la pena probar e incorporar en nuestra repostería. Para empezar no estaría nada mal esta variedad de brioche.
Esperamos que os guste y forme parte de vuestro desayuno o merienda del fin de semana.

Saludos,
Mr & Mrs Hudson.

Continue reading