This post is also available in English

Qué ganas tenía de que fuera tiempo de cerezas para poder hacer este Black Forest Cake. No es la primera vez que lo hago… de hecho por el blog hay un par de recetas del año Maria castaña elaboradas, más o menos, siguiendo esta receta. Pero tenía muchas ganas de preparar un Black Forest con este formato.

¿Lo difícil? Estos calores que han llegado así, de un día para otro, y que hizo que la sesión de fotos fuera un infierno… Más que nada porque el relleno al ser un chantilly de vainilla (más comúnmente conocido como nata montada con unas gotas de vainilla) pues como que no toleraba muy bien los 28ºC que hacían en mi salón. ¡Estuve a punto de poner el aire acondicionado! Pero me retuve, porque sino a ver que hago en verano.

La receta de hoy no tiene nada de novedoso, pero es que tenía antojo de hacer este bizcocho con chocolate y cerezas, su relleno de nata y una decoración repleta de frutas (y ¡cerezas!). Además, que los bizcochos son siempre muy agradecidos y se disfrutan mucho a cualquier hora del día.

Para elaborar el bizcocho seguí la receta, ligeramente cambiada, del bizcocho de plátano y chocolate que os dejé hace un tiempo. Me gusta mucho como queda y… ¡ese copete que me enamora el alma! 😉

El relleno es lo único con lo que deberéis ser un poco cautelosos para montarlo y mantenerlo, una vez que esté fuera del frío. Si no hace mucho calor donde vivís, no debéis preocuparos. La nata montada no aguanta muy bien las altas temperaturas (a pesar de llevar gelatina) y hay que guardarlo varias veces en el frío durante el proceso de montaje para que no se nos baje. Otro tema es la nata vegetal… aguanta lo que le echen, pero no me termina de convencer.

¿Otras opciones de relleno?

Este cake puede quedar muy bien con un relleno de queso ligeramente azucarado, mascarpone por ejemplo, y cerezas naturales, una ganache de chocolate con leche o simplemente con mermelada de cerezas. Aunque, por supuesto, también existe la opción de no rellenar el interior del bizcocho y cubrirlo solo con la cobertura de chocolate y las frutas.

Black Forest Cake

INGREDIENTES PARA UN MOLDE DE 20.5 x 10.5 x 9.5  CM:

PARA EL BIZCOCHO DE CHOCOLATE Y CEREZAS:

  • 170 g de harina floja de repostería
  • 20 g de cacao en polvo
  • 130 g de azúcar
  • 2 huevos L
  • 95 g de yogurt griego sin azúcar
  • 68 g de mantequilla fundida y enfriada
  • 85 g de mermelada de cereza
  • 5 g de levadura química, impulsor
  • pizca de sal
  • 80 g de de cerezas troceadas y deshuesadas
  • 50 g de chocolate negro cortado en cuadraditos pequeños

PARA LA COBERTURA DE CHOCOLATE:

  • 60 g de chocolate negro 70%
  • 33 g de mantequilla
  • 3/4 de cucharadita de Corn Syrup

PARA EL CHANTILLY DE VAINILLA:

  • 200 g de nata líquida para montar
  • 50 g de azúcar glas
  • unas gotas de extracto de vainilla
  • 1/2 cucharadita de gelatina en polvo (1 g aprox) + 2 cucharaditas de agua (facultativo)

PARA DECORAR:

* / ** Receta en el enlace.

Preparamos la masa del bizcocho de chocolate y cereza.
  1. Precalentamos el horno a 160ºC con calor arriba y abajo.
  2. Engrasamos y forramos con papel de horno, o bien pulverizamos con un spray desmoldante, el molde. Reservamos.
  3. En un bol tamizamos la harina junto con el cacao en polvo, la levadura química y la sal, mezclamos con ayuda de una espátula de silicona. Reservamos.
  4. Lavamos, cortamos y deshuesamos las cerezas. Lo ideal es cortar la cereza por la mitad y, cada mitad, dividirla en dos trozos. Reservamos.
  5. En el bol de la amasadora añadimos el azúcar junto con los huevos, batimos con las varillas a velocidad 1 hasta que monten ligeramente.
  6. Añadimos la mermelada de cereza junto con el yogur, mezclamos de nuevo con las varillas hasta conseguir una mezcla homogénea.
  7. Cambiamos la varilla por la pala y añadimos la mezcla de harina. Lo haremos en tres tandas y esperando a añadir la siguiente cuando la primera se haya integrado. Es muy importante mezclar solo hasta que la harina se integre en la masa, no durante más tiempo porque compactaremos su textura.
  8. Por último añadimos la mantequilla fundida en un hilo fino y continuo a la vez que mezclamos.
  9. Enharinamos los trozos de chocolate y los de cereza e incorporamos a la masa.
  10. Mezclamos con ayuda de una espátula de silicona para repartirlos de manera uniforme.
  11. Vertemos la mezcla en el molde, golpeamos suavemente para asentar la masa e introducimos en el horno durante 65 minutos o hasta que insertando un palillo en el centro, este salga limpio.
  12. Sacamos, desmoldamos a los 3-4 minutos y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.

NOTA: Es mejor preparar el bizcocho un día antes de montarlo. Una vez que haya enfriado por completo, envolvemos muy bien en film y refrigeramos hasta el día siguiente. De este modo lo cortaremos con mayor facilidad y sin que se desmigue demasiado.

Preparamos el chantilly de vainilla.

Antes de disponernos a montar la nata debemos asegurarnos de dos cosas:

  • La nata debe estar al menos 24 horas en el frío
  • El bol donde montemos la nata debe estar frío. Os recomiendo utilizar uno de aluminio e introducirlo en el congelador 20 minutos antes de disponernos a montar la nata.
  1. En un vaso añadimos la gelatina en polvo junto con el agua, mezclamos y dejamos reposar 5 minutos para que se hidrate.
  2. Introducimos en el microondas a máxima temperatura y calentamos durante 15 segundos. Sacamos y dejamos templar mientras montamos la nata. Esta debe reducir su temperatura a 33-35ºC.
  3. Vertemos la nata en el bol frío y comenzamos a montar con unas varillas eléctricas a velocidad 1.
  4. Una vez que comience a tomar cuerpo, añadimos el azúcar poco a poco y sin dejar de batir. Aumentaremos la velocidad de manera gradual pero sin llegar nunca a la máxima. Lo ideal es una velocidad media.
  5. Antes de que termine de montar del todo, añadimos la vainilla junto con mezcla de gelatina y batimos hasta que obtengamos una nata con mucho cuerpo. Cuidado de no sobre batirla o haremos mantequilla…
  6. Cubrimos el bol con film y refrigeramos hasta el momento que vayamos a utilizarla.
Preparamos la cobertura de chocolate.
  1. Troceamos el chocolate e incorporamos en un bol resistente al calor junto con la mantequilla.
  2. Colocamos al baño maria, sin que el agua toque la base del bol, y dejamos hasta que se funda por completo removiendo de vez en cuando.
  3. Retiramos del calor, añadimos el Corn Syrup y mezclamos de nuevo hasta homogeneizar.
  4. Dejamos atemperar un poco antes de decorar el bizcocho.

NOTA: El Corn syrup nos aporta brillo a la cobertura, en caso de no disponer de él, omitirlo sin problemas.

Montamos el Black Forest Cake.
  1. Con ayuda de una lira, o con un cuchillo de sierra si sois más apañados a la hora de cortar en línea recta un bizcocho (no es mi caso), cortamos por la mitad longitudinalmente.
  2. Rellenamos el bizcocho con el chantilly de vainilla. En este punto os recomiendo colocar esa mitad del bizcocho con el chantilly, sin cubrir con la otra mitad de bizcocho, en el frigorífico durante 20 minutos. De ese modo el chantilly tomará cuerpo y soportará muy bien el peso de la otra mitad del bizcocho.
  3. Disponemos un poco de mermelada de cerezas sobre el chantilly, a nuestro gusto, y colocamos sobre esta la otra mitad de bizcocho.
  4. Introducimos de nuevo el bizcocho en el frigorífico durante 20 minutos para aportar firmeza al relleno.
  5. Vertemos la cobertura de chocolate por la superficie del bizcocho. Esperamos unos minutos para que comience a solidificar y decoramos con las cerezas, arándanos, pistachos y merengues secos.

Black Forest Cake

CONSERVACIÓN: Podemos guardarlo en el frigorífico y aguantará en perfecto estado durante 3-4 días.

Lo que me hizo pasar este Black Forest Cake… A su favor he de decir que a pesar del sufrimiento que pase durante la sesión de fotos; bizcocho para allá, bizcocho para acá… el resultado final merece la pena muchísimo. Vamos, que me apañé un buen trozo (como 1/4 del bizcocho) con un café con hielo que me supo a gloria bendita XD

De modo que no os despistéis mucho, porque si vuelvo a la cocina… ¡no respondo de mi!

¡Feliz mitad de semana!

Un abrazote,
Eva

Black Forest Cake

Contenido relacionado

Sobre el autor Ver todas las entradas Autor website

Eva

La cocina en general es un mundo que me apasiona. Poder combinar aromas, sabores y sorprender realizando una inesperada mezcla con ellos. Seguir la pista de intrigantes platos, hacían de cada receta un descubrimiento, una aventura, un viaje.
Si la cocina también es tu pasión, bienvenido a mi casa.

4 ComentariosDeja un comentario

Deja una respuesta

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *