Batata asada rellena de berenjena y mango

Batata asada rellena de berenjena y mango

Eva 28 noviembre, 2016
This post is also available in English

Desde que era muy pequeña he tomado batatas asadas siempre que llegaba esta época del año, mi madre siempre me las hacía y me encantaban. Recuerdo que era de mis meriendas preferidas. Nos sentábamos juntas con una mantita y viendo alguna peli nos las comíamos. Qué maravillosos recuerdos… La versión de hoy es algo diferente, pero deliciosa igual sin lugar a dudas. Batata asada rellena de berenjena y mango.

Antes de nada me vais a perdonar porque sé que muchos de vosotros conocéis las batatas como boniatos. Yo siempre he asociado los boniatos a la variedad blanca, desde pequeña me los diferenciaron así, aunque al final no dejan de ser lo mismo. Así que batatas o boniatos, ahora veremos cómo hacerlos rellenos 🙂

Tengo que reconocer que desde la primera vez que vi batatas rellenas no paraba de pensar en hacerlas. Muchas veces, como ya sabéis, no es por falta de ganas sino de tiempo. Tengo tantas recetas por hacer que me cuesta cuadrármelas todas, pero tarde o temprano llegan.

Esta la he tenido que adelantar antes de que terminara la temporada porque sabía que me iba a arrepentir si la dejaba para más adelante. Luego me despisto y me quedo sin ellas.

Para el relleno, la verdad, que barajé muchas opciones. Quería encontrar una mezcla muy potente de sabor pero a ser posible con ingredientes de otoño, al menos en su inmensa mayoría. De modo que busqué muchas opciones y al final terminé con varios libros de mi querido Ottolenghi entre las manos… es que este hombre es ¡fabuloso sin más!

Batata asada rellena de berenjena y mango

Tabla redonda de acacia Kitchen Craft, aceite de sésamo y cuchillo Pallarés de Claudia & Julia.

Vi una receta de noodles con berenjena y mango (de su libro Plenty) y pensé… ¡este! Maravilloso… es que no puedo decir nada más que cosas buenas de su cocina. Por primera vez elaboré una vinagreta templada en la que maceré ajo y chile rojo, en la que después se añade la berenjena cocinada junto con la cebolla morada y parte de las hierbas finamente picadas.

Para rematar el relleno acompañamos con mango, un poco de granada (no me pude resistir, mis padres me dieron muchas de sus granados y puedo asegurar que las echo casi en todo!) y un poco más de cilantro y perejil picado. Espectacular…

Yo soy muy de salsas, por eso pensé en acompañarlas con una cremosa y fresca, muy básica. Crème fraîche, cebollino picado y una pizca de sal de trufa blanca. Para mi poco más que añadir… sin duda es una elaboración que repetiremos en casa ¡hasta que acabe la temporada de batatas! Probaré muchos más rellenos y si alguno me enamora tanto como este, lo compartiré seguro 😉

Batata asada rellena de berenjena y mango

INGREDIENTES PARA 2 RACIONES:

  • 2 batatas grandes o 4 pequeñas

PARA EL RELLENO DE BERENJENA Y MANGO:

  • 1 berenjena mediana
  • 1/2 mango maduro
  • zumo y ralladura de una lima
  • 1/2 cebolla roja
  • 2 ajos grandes
  • 1/2 chile rojo
  • 92 g de vinagre de arroz
  • 45 g de azúcar blanco
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de aceite de sésamo
  • 75 g de aceite de oliva muy suave
  • 1 puñado de cilantro fresco
  • 1 puñado de perejil rizado
  • granada al gusto

PARA LA SALSA BLANCA:

ELABORACIÓN:

Asamos las batatas.
  1. Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.
  2. Preparamos una bandeja de horno y forramos con papel de aluminio.
  3. Lavamos muy bien las batatas bajo el agua para retirar toda la tierra que tienen en la superficie. Secamos con papel y colocamos en la bandeja.
  4. Introducimos a media altura y horneamos alrededor de 1 hora. El tiempo de horneado dependerá del tamaño de las batatas, puede rondar entre los 45-75 minutos. Para saber si están asados, pincharemos con un cuchillo, este debe salir fácilmente.
  5. Sacamos y dejamos templar ligeramente.
Mientras se asan las batatas, preparamos el relleno.
  1. Cortamos los ajos y el chile rojo en cuadraditos pequeños, reservamos.
  2. En una sartén mediana añadimos el vinagre de arroz junto con el azúcar y la sal. Colocamos a calor medio y dejamos hasta que el azúcar se disuelva, moveremos de vez en cuando. Nos llevará alrededor de 1-2 minutos.
  3. Apagamos el calor e incorporamos los ajos y el chile que teníamos reservado.
  4. Una vez que haya enfriado añadimos el aceite de sésamo, el zumo y ralladura de lima. Mezclamos para homogeneizar.
    Batata asada rellena de berenjena y mango
  5. Cocinamos la berenjena. Lavamos y secamos la berenjena. Cortamos por la mitad longitudinalmente, sin retirar la piel exterior, y estas en cuadrados de 2 cm aproximadamente.
  6. Preparamos una sartén grande, vertemos el aceite y colocamos a calor medio alto.
  7. Una vez que tome temperatura, añadimos la berenjena y cocinamos hasta que esta se ablande y adquiera un color dorado en el exterior. Salpimentamos al gusto, mezclamos y colocamos en un colador para retirar el exceso de aceite, alrededor de 15 minutos.
  8. En un cuenco mediano mezclamos el aderezo de vinagre de arroz junto con las berenjenas, la cebolla morada finamente laminada y la mitad de perejil y cilantro finamente picado. Mezclamos.
    Batata asada rellena de berenjena y mango
Preparamos la salsa blanca.
  1. En un cuenco mezclamos la créme fraîche con la sal de trufa blanca.
  2. Espolvoreamos con cebollino finamente picado, reservamos.
Montamos las batatas.
  1. Cortamos el mango en rodajas muy finas, reservamos.
  2. Cortamos por la mitad, longitudinalmente, las batatas llegando casi al final. Abrimos las mitades para “hacer un hueco” donde disponer el relleno.
    Batata asada rellena de berenjena y mango
  3. Rellenamos con la mezcla de berenjena, sed generosos, no os cortéis. Y unas rodajas de mango.
  4. Espolvoreamos la superficie con el resto de cilantro y perejil rizado troceado y unos granos de granada.
  5. Servimos con la salsa blanca de cebollino y sal de trufa blanca.

Esto… ¡esto es pecado de dioses seguro! No me puede gustar más el conjunto en sí. Ya de por sí, siempre me han encantado las batatas asadas pero… ¿rellenas? De escándalo total y absoluto.

Batata asada rellena de berenjena y mango

Cuando aséis batatas podéis hacer varias a la vez y después conservarlas en el frigorífico durante unos 3-4 días, aunque es cierto que cómo recién hechas… nada. Pero si sois pocos en casa o no queréis/podéis encender el horno cada dos por tres, se puede hacer de este modo y después darles un golpe de calor antes de consumirlas.

Aprovechad que ahora es su temporada y, por desgracia, esta no dura demasiado tiempo. Si no habéis cuadrado aún el menú semanal, esta batata asada y rellena seguro que os cuadra en alguno de los días.

Saludos,
Eva

Batata asada rellena de berenjena y mango

relacionadas.

Comentarios