This post is also available in English

Estoy segura que muchos de vosotros al leer el título habréis pensado, la receta de hoy no me va a gustar. Es probable que sí, pero si le dais una oportunidad, estoy segura que cambiaréis de idea. Y es que la acelga en general es una verdura poco querida, pero esta acelga roja puede que sea algo más atractiva para la vista y consiga cautivar vuestro corazón.

La receta de hoy no puede ser más sencilla, acelga roja con batata y granada servido con un aderezo de sésamo y ajetes. Sin duda nos encontramos frente a un plato muy saludable que nos permite seguir disfrutando de ingredientes de temporada y dando color a la mesa.

La verdad que muchas veces que he ido a comprar al mercado, las he visto. No me terminaba de animar a comprarlas y supongo que es por la misma razón que os habrá pasado a muchos de vosotros. No dejan de ser acelgas. Pues esta última vez me las llevé.

Las vi con un color tan intenso, tan vivo y tan rojo, que me dije, ¿por qué no? Así que me vine a casa tan feliz con mis acelgas rojas 😀

Acelga roja con batata y granada

Hay personas que confunden el ruibarbo con la acelga roja, pero nada tienen que ver. Es cierto que en apariencia se pueden parecer, pero nada más. Como dato curioso decir que cuando cortamos los tallos rojizos se percibe un olor que recuerda mucho a la remolacha, de hecho es bastante similar (y manchan igual!). Su sabor es muy sutil al cocinarlas y muy suave, a mi parecer bastante agradable si se aderezan del modo correcto.

Recuerdo que de pequeña mi madre las acompañaba con patata y zanahoria… me parecían un auténtico tostón, aún así, me las comía. Para esta ocasión elegí la batata, que me pirra, es un tubérculo que le dará al plato algo de consistencia y suavidad, además un sabor dulce muy agradable. El punto fresco lo lograremos con la granada y la menta fresca, una pasada de verdad.

Pero este plato sin aderezo sigue siendo algo soso… De modo que una vinagreta de aceite de sésamo, tamari, vinagre de arroz, ajetes y sésamo será el broche perfecto. Sabores intensos, salados y tostados para terminar un plato ligero, saludable y que haremos en poco menos de 30 minutos 😉

Acelga roja con batata y granada

INGREDIENTES PARA 2 RACIONES:

  • 700 g de acelgas rojas
  • 1 batata grande
  • granada
  • hojas de menta fresca

PARA EL ADEREZO DE SÉSAMO:

Receta adaptada del libro “At home in the whole food kitchen” de Amy Chaplin.

  • 15 g de aceite de oliva suave
  • 15 g de aceite de sésamo
  • 4 cucharaditas de Tamari
  • 4 cucharaditas de vinagre de arroz
  • 1 cucharada de sésamo blanco
  • 1 cucharada de sésamo negro
  •  4 ajetes finamente cortados
  • zumo de 1/2 lima

ELABORACIÓN:

Preparamos la acelga roja.
  1. Lavamos muy bien las acelgas, escurrimos.
  2. Cortamos en trozos de unos 5 cm desde el tallo hasta las hojas.
  3. Preparamos una olla grande y llenamos de agua, colocamos a calor medio alto.
  4. Una vez que llegue a ebullición añadimos una pizca de sal y las acelgas troceadas. Cocinamos durante 10 minutos.
  5. Escurrimos muy bien y reservamos.

NOTA: No cocinéis las acelgas nada más que 10 minutos o perderán su color. En ese tiempo estarán tiernas.

Acelga roja con batata y granada

Preparamos la batata.
  1. Lavamos muy bien la batata para retirarle los restos de barro.
  2. Pelamos y cortamos en cuadrados de 3-4 cm de lado.
  3. Preparamos una olla mediana con agua y colocamos a calor medio alto. Una vez que llegue a ebullición añadimos una pizca de sal junto con la batata troceada.
  4. Cocinamos durante 15 minutos aproximadamente. Pincharemos de vez en cuando para comprobar que está tierna, pero sin excedernos. No queremos que se cocine en exceso.
  5. Retiramos del calor y escurrimos. Reservamos.
Preparamos el aderezo de sésamo.
  1. Cortamos muy finamente los ajetes, reservamos.
  2. En un cuenco pequeño añadimos los aceites junto con el vinagre, zumo de lima y el tamari. Mezclamos bien hasta homogenizar.
  3. Añadimos los ajetes y el sésamo, mezclamos de nuevo.
Montamos los platos.
  1. Repartimos las acelgas rojas en dos platos junto con la batata cocida.
  2. Esparcimos unos granos de granada y disponemos unas hojas de menta fresca.
  3. Servimos acompañado de cuencos individuales con el aderezo de sésamo.
    Acelga roja con batata y granada

Os aseguro que las acelgas son una de esas verduras que en casa cuanto más lejos, mejor. No las quieren ver ni en pintura. Solo he conseguido que se las tomen preparadas de dos maneras; al horno con con carne picada y huevo, y de con esta receta. Oye, el aderezo es mano de santo junto con el toque dulce de las granadas y la batata.

Acelga roja con batata y granada

 

Personalmente no es una verdura que me vuelva loca pero tampoco soy tan reacia a comerla como mis queridos habitantes de casa. Esta combinación las hace realmente deliciosas y diferentes de como solemos consumirlas habitualmente.

Si os animáis con ellas, contadme que os han parecido 😉

Saludos,
Eva

Acelga roja con batata y granada

Contenido relacionado

Sobre el autor Ver todas las entradas Autor website

Eva

La cocina en general es un mundo que me apasiona. Poder combinar aromas, sabores y sorprender realizando una inesperada mezcla con ellos. Seguir la pista de intrigantes platos, hacían de cada receta un descubrimiento, una aventura, un viaje.
Si la cocina también es tu pasión, bienvenido a mi casa.

4 ComentariosDeja un comentario

Deja una respuesta

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *